AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

sábado, 16 de diciembre de 2017

AFORISMOS Y REACCIONES DEL PASADO MES DE NOVIEMBRE

REACCIÓN ANTIPOÉTICA


De: AL FILO DE LA FE (55)

XVII 

se expurga todo intento de hablar 
toda mácula en bibliotecas. 
la obscenidad es hija de los puros
y desmentir 
cuesta la expulsión del rebaño 
la quemadura 
el garrotazo
y hasta el esputo en medio de la cara. 
gracias a mi herética costumbre 
tengo en cuenta los desfiles 
las pancartas y su ateísmo científico 
la prohibición de leer a vargas llosa
por ejemplo 
a raúl rivero
o a mí misma 
EN EL NOMBRE DE DIOS
-o de quien sea-
y sus castradas escrituras. 
tengo en mis manos la palabra 
en el corazón 
la huella inquisidora del destierro. 



ACCIÓN POÉTICA 61


POEMA DE JUAN DE LOXA... ¡QUÉ GRANDE!

Lautréamont
·       Juan De Loxa

Poema


Quisiera como tú, arriesgar el viaje.

No ser ni luz ni sombra: sólo límite.

Dejar una penumbra por todo patrimonio y hacer brotar mi sangre, sentarla entre nosotros, oír cómo se apaga su cauce diminuto, el líquido aderezo que me impulsa, la lenta munición de mi existencia.

Oigo un rumor de cosas que pasan por la calle, el miedo es la moldura que las une.

Y si miráis más al fondo de mi vida, si acercáis el oído al acorde del frío, será la locura quien hable.

Pacíficamente he borrado mis huellas, he apoyado en la noche mi cuerpo impreciso, mi fe humeante.

Acerco mi pecho al vacío.

Es el aire un tarot de pájaros ciegos que escupe este canto futuro.

Sólo quiero apurar mi edad, mi tierna maldición sin años y que la obscena clave de mi nombre suene por el triángulo del cielo, por el aula de las nubes que nadie ha conquistado, por todo lo que fue abatido y yo defiendo brindando a la salud de los siglos sucesivos, puntual en la violencia intermitente del invierno.

Porque mi generación no existe. Nada hay más terrible que un clamor de multitudes.

Escribir es no aceptar lo irremediable, buscar sin equilibrio, amar sólo del tiempo el oscuro sobresalto de su rumbo.

Del olvido extraje un esqueleto afín al mío, un hermoso mástil.

Bastará el día en que muera con escribirme el epitafio en la niebla de un espejo. 

De: CANTARES DE MI PLUMA SOMBRÍA (homenaje a Lorca)

 CANTO A LA ESPERANZA IX

                           Hoy te lo dedico a ti, Juan de Loxa

Tierra tan sólo. Tierra:
rotundo brazo del océano
que nos sostiene en pie sobre las algas,
no voy a decir que es la vida
lo que ondea en nuestras bocas
ni que los barcos regresan
cargados de ilusión.
Ahora no.
Ahora sólo nos cobija el recuerdo
sembrado por estas manos
                                   en la poesía.


MDenis©lorcantaresdemiplumasombria

MUERE EL POETA GRANADINO JUAN DE LOXA (Tomado de: elpais.com)

Muere el poeta Juan de Loxa a los 73 años
El escritor y periodista granadino fue el primer director de la Casa Museo de Federico García Lorca

El poeta, escritor y periodista granadino Juan de Loxa, primer director de la Casa Museo de Federico García Lorca de Fuente Vaqueros (Granada) y conocido estudioso de su vida y obra, ha muerto este viernes en Madrid a los 73 años, han informado a Efe fuentes de la Diputación de Granada.
Nacido en Loja (Granada), Juan García Pérez, que adoptó el seudónimo de Juan de Loxa, dirigió durante casi 20 años (de 1986 a 2005) el Museo-Casa Natal de Federico García Lorca en Fuente Vaqueros, un proyecto impulsado por la Diputación provincial que supuso la apertura en 1986 del primer museo lorquiano del mundo.
MÁS INFORMACIÓN
A De Loxa se le ha reconocido siempre de manera especial por su entrega al estudio e investigación de la vida y obra de Lorca. El periodista logró acopiar una gran cantidad de material expositivo sobre el poeta granadino, buena parte de él procedente de donaciones.

De Loxa, que dejó la dirección de la casa museo en noviembre de 2005 por decisión propia, fue también uno de los impulsores en 1969 del Manifiesto Canción del Sur, una corriente surgida para reivindicar la canción protesta andaluza que apoyaron, entre otros, Carlos Cano o Enrique Moratalla. De Loxa, que nació en 1944 en el municipio granadino de Loja, fue colaborador de distintos diarios escritos de Granada. En el ámbito de su tarea periodística y literaria, fundó en 1967 el programa de radio Poesía 70, que luego se convirtió en revista impresa. 

De Quimeras: ALGÚN MODO DE MORIR

(últimos días en La Isla)

Después de todo, no amé la catedral ni los lienzos expuestos a la buena suerte. No amé los adoquines de La Habana Vieja. Ni a Monseñor Ortega. Ni la oportunidad de ponernos a salvo en un bostezo. Ni la taza de café que Ariel con sus halagos mi brindara. Después de todo, el cielo está dibujado con caricaturas blancas… Así hasta el infinito donde Giancarlo teje el recuerdo con cinco costillas y seis horas de diferencia. Después de todo, dicen que estoy loca. Me proclamo Penélope, Casandra, Dulcinea… en fin: enajenada, invicta en la ruleta rusa aún. Bárbara pregunta el por qué y los por cuántos. No entiende mis cadenas entrelazadas a las horas… La gran cadena común… ¡Hosanna en el cielo! ¡Hosanna en la tierra! Y canto: quién le tiene miedo al lobo… Pobre Bárbara, casi comenzando a morir la parte bella de su vida y la inocencia… Las nubes dibujan mi rostro y se ríen del mar… ¡Inalcanzable todo! ¿Quién descubrió mi modo de callar? ¿Cómo camuflarme en el osario donde algunos dicen que me mató el amor? ¿Alguien recuerda? ¿Una mujer tiene alguna importancia? ¿Acaso un país puede quebrarse en la eternidad? Aquí Bárbara opina que necesita echarme el tarot. Le dejo barajar su modo decir que me quiere mucho, que me cuide y que pase lo que pase… En fin: ¡otra vez el mar…!  Cae mi cansancio en un banco de piedra frente a las olas… Padezco el cautiverio en los pulmones mientras un perro defeca importándole un carajo el ornato público… In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti… ¿Quién me cambia el corazón por el latín? ¡El corazón por la brújula! ¡El corazón por otro corazón! Así no tendría que esperar por el marcapasos “área dólar”. No tendría que esperar a que Jorge quedara viudo de mí. Ni soportar que Tony augure mi fatalidad. Ni explicar a Ángela que estoy OK en mayúscula para alzar el vuelo… ¡Galileo se desmiente! Se están quemando las neuronas en la silla turca. Lo vi anoche por la tele… -Ovaciones, ovaciones ováricas-. ¿Quién parirá ahora? ¿Quién me volverá a parir? Sigo menstruando mi fertilidad agónica… ¿Quién eyacula en la probeta del insulto? ¿Y Gilda qué hará de su casa con tanto alboroto? “¡Aquí no se vende alcohol!” Ella va a prender fuego y no es precisamente en mi cabeza… Ayer alguien hubiera cumplido años de no haber sido por el intenso calor y la búsqueda desenfrenada de nuevos retoños… ¿Quién puede confundir mi debilidad? Me recuerdo en Liverpool levantando arbolitos ante los altavoces prohibidos de nuestra casa. Yo era infame y casi hippie de no haberme sacudido el viento de los setenta cuando la era paría una gran cárcel por corazón… Recuerdo haber amado el bello paisaje de unos ojos, haberme empolvado de pequeños vicios y hermosos vitrales mientras me sentí objeto no identificado en la isla desnuda. Tuve la credencial que me permitió andar libremente sobre la línea… ¡Un paso atrás y sería el vértigo! Así soy la figura de barro con cuatro décadas de agotamiento y un poco de ternura… Ya no quiero hablar de Robinson ni echar trocitos de pan a mi asesino. Alguien puede desclavar mis pies y purgar mis pecados. Ya no soy consigna de nada. ¿Pero quién se arriesga a cruzar mi dolor? ¿Quién podrá morder tanto silencio o vomitar en mí su orgasmo bestial? ¿Quién, quién? Mi Habana abre las piernas al forastero y es tartamuda. “Agenda Abierta” habló de Varadero y no de ti. ¿Acaso eres excluible? Habana, ¡qué de barcos, qué de barcos! Ah, soy la pagana-antipoeta y me acusan de trastornos de conducta. No soy jinetera, ni snobista, ni sonámbula… ¡Ah, yo años-luz y la gestación de la inconformidad! En casa se preocupan y también los animales de mi demencia. Todos rezan por mí a la hora en que se pone el sol. Es cuando Venus relincha mientras patea el horizonte…


MDenis©quimeras1998

Mujeres Construyendo Historia - Jane Austen

Rafael Alberti

EL BRITÁNICO WILLIAM SOMERSET MAUGHAM FALLECE EN EL AÑO 1965