AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

lunes, 30 de enero de 2012

XXI



si he dejado la piel en sus manos
cuida mis huesos.
cuídame
si los domingos caen como gotas de ausencia
o descubro que mi sombra padece.
mía es la culpa del amor y de la carne.
cuídame
del dulce consuelo que fornica con el insomnio.
he dejado la piel entre los árboles
para convocar nuevas iras
                        con sus jaurías informes.
reparte tu bendición entre las piedras que me faltan
para el invierno y los golpes:
ese templo del alma
                         que no soporta el disfraz

viernes, 27 de enero de 2012

XX


él olvidará mi corazón
pero hay que creer con toda el alma
                                                 en su locura.
las violetas anochecen
cuando naufragan los ángeles
                                   o les hace el amor.
hoy
los escarabajos bailotean entre las cortinas
mientras él es la nube
                   que mira mis ojos
y se mata contra el árbol sagrado.
allí tienta a mi rabia
cuando florezco en su noche.
allí
pongo un beso en las mariposas
                              esparcidas sobre el papel. 

lunes, 23 de enero de 2012

XIX



soy bostezo en las manos
que temen del arpa de la buena suerte.
me desnudo como cualquier mujer
que espera su catástrofe
                           bajo el tibio sonido de la sábana.
sueño
a pesar del horóscopo
que me obliga a vender
pedazos de hambre
                        y puestas de sol.
he de comparecer ante la diestra del mundo
como un bálsamo
con la cruz en la frente
y mi sangre en la luz.

viernes, 20 de enero de 2012

XVIII


llevo fiebre en el poema
para situar al cordero
                            sobre el prado del alma
y hacerle pastar en las melancolías.
los ángeles perdieron el sendero
y es que las nubes merodean
                       mi instinto de pájaro.
¡ya no rezo!
todavía soy la muchacha que lamenta su jauría
y se postra en el  pétalo de la vergüenza.
soy la deudora
la incitación
el holocausto de corazones
                                              sobre la mesa.

miércoles, 18 de enero de 2012

XVI


intento levantar un volcán
                                    una rosa
y aún así
vivo desterrada de mi cuerpo.
mi cuerpo
es el de los vanos oficios
donde se rompe la plegaria
pero invento un lugar
                                  diáfano
para todas mis entregas.
aquí la calle es un reloj
un lagarto de terciopelo
                               sin luz
mientras padezco mi vieja adolescencia
con su miércoles de ceniza
                                          perpetuo
                                                   profanado.

lunes, 16 de enero de 2012

XIII


la espuma del otoño
cobija mis angustias
                                        trasnochadas.
ya entregué los ojos
al paisaje donde puse una canción.
apenas
este vientre colector de cicatrices
tuvo su luna cierta noche de abril.
soy la promesa de Había una vez
una memoria
                         hundida en las grutas del alma.
no estoy para anonimatos
a esta hora sin reloj
ni trenes
                que me ayuden a escapar.
he quebrantado el juramento
me repartí en los evangelios de la vida
y llegué a ti
en celo
porque era muy difícil tanta luz.

viernes, 13 de enero de 2012

XI


alguien pretende mi amor
pero soy un país y su revés.
aquí reside la tarde
con sus cascabeles de mentira
que salvaguardan su nada
                              a toda costa.
aquí
busco mi propia humanidad
hago estas crónicas
                          y cavo mi túnel
me curto de hombres o de sueños
y me doy fruta prohibida
                paraíso
donde profano mi credo
ocupado en su inmortalidad de piedra.

martes, 10 de enero de 2012

VIII


en mi vientre palpitan tus viñedos
como tiernos meteoros.
no permitas que marchiten.
hoy no.
me he ceñido al candor de la soledad
para aplacar la cólera
                  que sin sacramento
                                   me consume.
ya no soy la muchacha de los azules orgasmos
y es hora de asumir las tempestades.
yo me ofrezco
pero sálvame de la fronda
y de este viento
                      donde incinero las estrellas.

domingo, 8 de enero de 2012

VII


ahora logro tocar el papel a fondo
para encontrarme
entre la hojarasca
                             maniatada
                                              al crepúsculo.
la palabra es un relámpago
la pasión en lontananza
                                   y taciturna
fría errata donde me juego la vida.
he desafiado a los corderos de mi corazón
y a los lobos
mientras vagaba sobre el filo del cuchillo.
no quiero que me perdones.
mi amor es la trampa
la orgía dulce entre cuatro paredes.                           

viernes, 6 de enero de 2012

VI



alguien llega a mi puerta
perdona la sequía de esta casa
si abro el corazón de par en par
mientras elevo un padrenuestro al insomnio.
deshojo los racimos de ausencia
que nacieron en mi costado
               para dar vida al hambriento.
mi mano se tiende hacia el poema inconcluso
y mi garganta
-lecho de grito y estrella-
es árbol que se desnuda
                             al pie del forastero.

jueves, 5 de enero de 2012

III


              todavía espero por el rey mago
              que logre entregarme parte de la cosecha del cielo.
he implorado al azul
para amanecer en las porciones que me faltan
                                         sin tanto escupitajo inútil.
he pedido un planeta de algodón
sin discursos de consumo
                       ni sangre moralista
para compartirlo con mi sombra.

miércoles, 4 de enero de 2012

II


Padre
mi soledad
es la estatua
                 sometida a la eternidad de la noche
desbocada entre paréntesis y consignas
                                                     que figuran
como retratos carcomidos.
he olvidado los anillos ante el paredón de los infieles.
no llegues tarde a mi poema
               ni escudriñes la pedrada que recibo.