AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

domingo, 25 de diciembre de 2016

¡ALELUYA!

Carne de Dios amanece en los adoquines
y en los sin techo
que burlan heladas entre cartones
y estrellitas de Belén.
Carne de Dios reposa en mi plato,
se abalanza a mi boca en susurro de viento
para bendecir la libertad
                  que nadie puede quitarme.
¡Aleluya!
Año Cero en mis uñas raspa la misericordia
que rodea el mástil de los escorpiones
a degüello de ciertos villancicos
en los negros jardines de la ciudad prestada.
¡Aleluya!
Carne de Dios
amanece y sonríe en las paredes de mi soledad
a prueba de las grandes compañías eléctricas
que no podrán apagar mis ojos,
a prueba de toda legislatura
que no conseguirá modular mi vientre.
¡Aleluya!
Carne de Dios me transforma en pesebre
bajo la lluvia que baña mis pies desnudos
considerados anárquicos y trotacielos.
¡Aleluya
si con mi cántico festejo el sabor de LA VIDA!


MDenis©Versosalaire

sábado, 24 de diciembre de 2016

BAJO EL SOMBRERO DE LA ESPERANZA

BAJO EL SOMBRERO DE LA ESPERANZA

La Estrella de Belén que duerme en casa
la he guardado entre pétalos de rosa
y ha de volar como una mariposa
hacia el pueblo que entre penas se abraza.

Yo no tuve niñez con angelitos
ni pastores que guiaran mi sendero.
Fue mi reino debajo de un sombrero
entre sueños y falsos arbolitos.

La Estrella de Belén que me susurra
se clava en el recuerdo que no tuve
esperando esa risa que contagia

en los ojos de quien siendo querube
aún reza para que la paz transcurra
a los pies del pesebre ante la magia. 

martes, 20 de diciembre de 2016

ARRIVEDERCI, COMO ME DIJISTE…

                                                                                                 Para Teresita Fernández
                                                  La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien                                                                la obra de la vida.
                                                                                     J. Martí

No debo aceptar el crepúsculo
impuesto a los ojos
           repletos de distancia y dolor.
No puedo siquiera
sentir que me deprimo
en ausencia de golondrinas
que semejan asteroides y silencio.
Tu garganta sigue intacta
sin más ovación que la noche
llena de pájaros y tortugas
que cunde mis horarios
de espalda a los aviones.
El camposanto no es lugar para ti.
Cualquier teclado emite tu sonrisa
y no te asimilo prisionera de ataúdes
                                           ni de lágrimas.
Tú eres más:
luz de universo expuesta a los girasoles
con tu  poncho y abanico de palabras.
Eres ron y tabaco,
texto inédito en las mieles del olvido,
voz y sombra
en el desconcierto de la belleza.
Tengo la infancia en un puñado de ecos
como escaramuza de guitarra
                            y duendes marchitos,
el alter ego sumido en el osito azul
                             que enjugó mi lágrima
y una taza amarga de café.
Yo partí antes que tú
dentro del zapato sin héroes
                       cubierto de escándalos.
Partí en el maullido de cada pétalo
sin más rodeos que un adiós
para rebuscar entre lo feo del mundo
                                     aquella inocencia.


MDenis©Versosalaire

sábado, 10 de diciembre de 2016

NUEVA ANTOLOGÍA

http://alfredasis.cl/AGUA_ASIS.pdf
                                                                           (Pág. 60)

LA VIDA
                                                           
Algo palpa mi pecho
en el conglomerado de especies
y pelícanos invisibles.
Algún día
                   -espero-
se desbordarán las fuentes
y los manantiales
                cantarán nuestra conquista
si hacemos el coro necesario
en comunión con la conciencia.
Algo
como la sed que golpea el cuenco vacío
como el poema que está por venir
entre sonidos y sueño
                       en decibelios de ángel
avizora la antesala de la vida:
La Vida El Agua El Agua…

miércoles, 7 de diciembre de 2016

ANTONIO



ANTONIO
Alguien usa tu bandera
como insignia necesaria
y a su estrella solitaria
como falsa compañera.

Hoy ondea dondequiera,
Titán de Bronce querido,
ignoran que amor herido
brinda sangre verdadera.
                                              (¿Cuántas cargas al machete
                                                hacen falta todavía?)


Mdenis©®xCubaLibre

martes, 6 de diciembre de 2016

GRITO

Mientras solloza la tierra
dejo la cruz en el mar
y me pongo a llorar por ella.

No me cuelguen carteles sobre el pecho
ni patrias desmembradas o poemas.
Traigo alas rotas en el párpado
y la sangre de todos en las venas.

No preciso de anuncios comerciales
de Instagram, Pokémon o verbenas
pues para morir en un segundo
tampoco necesito la indulgencia.

No quiero que agiten mi utopía.
Traigo en el pico todas las banderas.
¡Dejadme dormir entre fantasmas
bajo el arrullo de paloma mensajera
en la Mezquita de Córdoba
o entre los brazos del Sena!

No soy fármaco ni madrugada
ni mano izquierda o derecha.
¡Dejadme ser sólo garganta
cuyos decibelios revienten las puertas!

No me cuelguen un árbol de los ojos
que siempre tropiezan con fronteras.
No escarben mi ADN en la nostalgia
ni se asombren de mi fórmula secreta
de existir desahuciando el esqueleto
en la imprecisión de las esquelas.

Cuando vean que me rompe el cansancio
no aten mi viña a rimas imperfectas
como nauseabundo trofeo
que enarbola en un suspiro sus anemias.

¡Dejadme ser sólo garganta!

                                                  Ruda caverna
                                                  de donde brotan molinos
                                                  y soy dulcinea
                                                  jardín y delirio
                                                  o feto de estrella.

Dejadme sólo ser garganta
que no acata las reglas
que para ello sólo me basta
la desobediencia.


MDenis©2016