AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

lunes, 28 de septiembre de 2015

...Y LA HISTORIA SE REPITE!

CASI PUNTO FINAL


La vida continúa… ¿Cómo olvidar que la lluvia ya no bañará mi cuerpo? ¿Y que este día, mañana 
ya no será más este día?  Será uno más del infinito perdido entre el oleaje de la memoria… Odio los 
relojes con su puntualidad. Indican que mañana será un eslabón más en la cadena del tiempo y, por 
tanto, estaremos otro día más viejos y distantes… ¿Cómo olvidar que llegará con mucha vida 
otro día cualquiera, otra noche y punto? Los días son frenéticos menguantes de la historia y la 
nuestra se escribe con saliva. Por lo pronto, soy la lunática que afila el verso y lo convierte en garra
para embestir otra suerte.  No quiero fama ni gloria. Solamente aspiro a un pedazo de estrella… 
¿Cómo trascender el silencio? ¿Qué piedras atesoran el secreto de mi manojo de angustias? Una vez 
fuimos todos matados por el hambre y ahora zozobro. ¿Cómo recibir los donativos del buen 
estado de ánimo? ¿Quién desata las legiones de honor de la conciencia o le pone el cascabel al 
gato?  ¿Quién eyaculará otra esperanza? ¿Cómo ser mejor? La claustrofobia digiere la última 
lágrima.  Ya nadie pone en jaque a la reina. ¡No hay reina! Solo las bocanadas de humo atestiguan 
que me asesino mientras me desnudo y abro la ventana…    ¿Dónde está el cielo? Repican las 
campanas una vez, otra y otra… mientras en la capilla alguien reza por mí. ¡Ojalá que aparezca 
algún arcángel! Alguien envía mensaje desde Cuba. Texto fiel: ¿qué es la libertad? A veces soy 
enmienda y, otras, la alucinada, aunque todos falten a la cena de mi cuerpo. Cualquier 
enfrentamiento puede ser mortal… No puedo ir al mar como lo hacen los tristes… La bahía 
abre sus piernas al forastero de lujo… Por eso no puedo ir al mar. Padezco de espasmos 
terrenales… ¡Cierren las puertas! ¿Es consecuencia de culpa original? ¿Hay culpa original? La 
epidemia del súper-hombre está de moda.  OJO: ¡no beber la luz ni te dejes cegar por las noticias! 
Puntos suspensivos o clave morse que da un puntapié a mi cabeza, aunque de esto no voy a morir… No voy a morir ningún jueves del alma. Esos son exclusivos de Vallejo que sufrió su dolor sólo como 
el de César Vallejo y no como el de Jorge Cristóbal, a quien le amputaron la lengua cuando quiso 
decir PAZ y trató de arrancarse la cruz sobre arena movediza… ¡Sorpresa! ¡Fui la ermitaña más 
pública de las Oficinas de Emigración de La Habana! OJO: ¡no beberse la luna! Por la ranura de la 
capa de ozono se escapa la vida… Yo no sé: soy una muerta muy loca… ¿Quién me explica el más 
allá de la muerte? He apostado todo al polvo para que alguien me desmienta…  Un gato se descuelga 
por el balcón de mis ojos mientras entrego la imperfección de mi costilla al santo sacramento de la 
patria. OJO: ¡Patria es igual a Partido! Aunque somos muchos partidos por el eje de la 
intelectualidad ciudadana… Alguien me confiscó la sonrisa cuando apuñaló mi visado. ¿Cómo 
traspasar nuestro callejón? Los cronistas duermen la siesta de los breves desastres y yo tomé 
como derrotero un avión rumbo al País del Nunca Jamás. ¿Cómo fulminarme en esta página?  
¿Acaso la verdad puede promover ciertos delirios? ¿Acaso la verdad puede resumirse en un panfleto? San Comunismo es el despojo de mis honras fúnebres. La castrofobia es el padecer atroz de este 
colapso, el pecado capital de mis manías y del destierro a otra copa de amargo vino.

De: BAJO EL CIELO DEL EXILIO

viernes, 25 de septiembre de 2015

CAMPAÑA ELECTORAL

I

Todos por mal camino desandamos la encrucijada
de los arrebatos incandescentes
y las turbas que antaño blandieron
la aberración del harapo ondeado en la tiniebla.
Todos por mal camino abrimos agujeros a la nada
para derramar nuestra leche desde balcones centenarios…
Y es que cieguecitos vamos sobre luciérnagas dormidas
a trote de televisadas epopeyas
en su urdimbre para matar el tiempo
ante obsoletos altavoces y las plazas.
Todos vamos a cuentagotas
en sondeos sobre escarabajos encubiertos
que nos roban el color de la sonrisa.
Todos…
todos vamos multiplicando el odio.

NOTA DE PRENSA


lunes, 21 de septiembre de 2015

ALGUNAS FOTOS DE LA PRESENTACIÓN DEL CIRUELO...







CUESTIONARIO PROUST: El Proustcauvorià de na Marlene Denis Valle, per conèixer-la millor, ja que aquesta tarda a les 7 ens visita amb el Ciruelo de salamandra


Cuestionario PROUST
1.- ¿Cuál es su mayor temor?
_ Someterme al Proust siendo tan “joven”
2.- El principal rasgo de su carácter
_ El que aparento
3.- La cualidad que prefiere en los hombres
_ Su rasgo femenino
4.- La cualidad que prefiere en las mujeres
_ Su rasgo masculino
5.- Lo que aprecia más en sus amigos
_ La lealtad
6.- Su principal defecto
_ Todos
7.- Su ocupación favorita
_ Reescribir mis textos
8.- Su idea de la felicidad completa
_ Respirar
9.- ¿Cuál sería su mayor desdicha?
_ El apagón
10.- Si no fuera usted mismo quién le gustaría ser?
_ Mi clon
11.- Donde le gustaría vivir?
_ Siempre dentro de mis zapatos
12.- Su color preferido
_ El color en sí
13.- La flor que más le gusta
_ La rosa blanca
14.- El pájaro que prefiere
_ El que puede volar
15.- Sus autores favoritos en prosa
_ Mario Vargas Llosa y Mario Alejandro
16.- Sus poetas preferidos
_ Reinaldo Arenas y Dardo Sebastián Dorronzorro
17.- Sus héroes en la ficción
_ Elpidio Valdés y Rey Arturo
18.- Sus heroínas de ficción favoritas
_ Lisa Simpson y Nikita
19.- Sus compositores preferidos
_ Ernesto Lecuona y Teresita Fernández
20.- Sus pintores favoritos
_ Los talentosos, principalmente, mi ahijado a los seis meses de edad
21.- Su héroe de la vida real
_ José Martí
22.- Su heroína favorita en la vida real
_ Mi madre
23.- El hecho histórico más deplorable
_ La conquista de Las Américas
24.- La comida y bebida que más le gustan
_ El pan y el vino
25.- Sus nombres favoritos
_ Mi heterónimo
26.- Lo que detesta por encima del…
_ La injusticia
27.- El hecho militar que más admira
_ Aún no ha llegado
28.- La reforma o cambio social más admirable
_ La libertad de expresión y movimiento
29.- El don de la naturaleza que quisiera poseer
_ Los cúmulos
30.- Cómo querría morir
_ Bien despierta
31.- El estado actual de su espíritu
_ Absolutamente libre
32.- La falta que le inspira más indulgencia
_ La envidia
33. - Su lema
_ Escribir por la gracia divina o por la ira de Dios

NOTA DE PRENSA DE REGIÓ 7 (con error en horario)

NOTA DE PRENSA DE Manresainfo.cat (con error en el horario y nombre)

La Papeles acoge la presentación del libro "El ciruelo de salamandra»

Este viernes a las 5 de la tarde a cargo de su autora, Merlene Denis

 | Actualizado el 09/17/2015 a las 17: 33h
Viernes a las 5 de la tarde, el contencioso poscavourià - Papeles (carretera de Santpedor 15), se acercará a la obra de Regino Pedroso gracias a la presentación del libro "El ciruelo de salamandra" por parte de su autora Marlene Denis .

martes, 8 de septiembre de 2015

lunes, 7 de septiembre de 2015

CRÓNICA DEL 5º VERMUT POÉTICO por Joan Lluis Sagués Alvarez / 6 septiembre, 2015 /

Vermut literario «Y nos entregamos corales»

   

Crónica del quinto vermut poético en Contenciós poscavourià – Papers
en el que 19 personas nos abrimos para que los otros 18 nos descubran.

Papers1
Qué hacen, si no ultrajarse, un poeta con dos hijos, una pareja con la imaginación en la mirada, las dos orillas de un pintor con los océanos lejanos, un fotógrafo de agostos amazónicos, un cantautor de azules, un empresario de reformas, un patio, una profesora botánica, mi hermana, las amigas de mis amigas (artistas o no), los vecinos de escalas y de mi familia, tres patas, diecinueve todos
Mas la vida, discurriendo ineludible,
su amorosa mano extiende sin demora
a quien ultrajar pretende insensible
o al ultrajado que su infortunio llora.
Qué hacen, si no asombrarse, al escuchar de mi voz los irregulares del poeta que eleva la nota mediocre de una mezzosoprano
Qualsevol dia em fotré
una bossa al cap.
I ho escriuré
en versos irregulars,
només per a ser recitat
en vetllades de poetes.
El cantautor recita un Armangué de metal y una canción de lunas y arcos y se agita la poeta, a pesar de la sequía, tras recitar un libro escondido, cuando empiezo, científico, a recitar «No descendemos del mono». Y deambulan por el cuarto los adentros del patio, en la amistad reconocida de un interior rico y un amanecer dorado, mezclándose entre el otoño del patriarca y la inmensidad de una espalda, hasta que aparecen diosas y astronautas
El astronauta quedó vagando en la gravedad
de aquella que fue su casa, atrayéndolo
poco a poco, como un recuerdo que al final
acabaría aplastado contra la superficie de lo terrenal.
Queda en el recuerdo la imagen de mí mismo leyendo tras el cristal lluvioso y cada vez con más apuro, mis notas a pie de rey, sin numerar los actos, guiándome tan sólo en una casa sin sillas
solo
en una casa vacía
en contacto con todo
sin ver a nadie
y el viento
el viento que aúlla
y aúlla
y aúlla
esto
O el descubrimiento de un Dante tras la cama, de una tal Perla y los quince pasos verticales, en cuatro apuntes seguidos, de una hija de una costilla de una imagen de un dios que se asemeja al reflejo proyectado en el agua
apresurados pies arrastran
un yugo cada uno
siempre la misma hora
siempre el mismo pasillo
siempre la misma máscara
siempre todos con su cruz
arando cemento

Hace solo siete meses que empecé a caminar como librería de facto, la idea era, y es, ser independiente de todo y de todos, pero cada vez se anudan más lazos. Esta excusa, reunirse a la hora del vermut, es la forma de acercar mis dioses (poetas, editoriales, distribuidora) a quien es su público natural; un público que me ofrece a su vez su arte, sus venas y su obra.


Referencias:
A la luz de la luna de Gilma C. Arevalo Bartra
Vermell de Santiago Rufas i Gregori
A pesar de la sequía de Marlene Denis
Estats del metall de Sílvia Armangué
Principio de gravedad de Vicente Velasco Montoya
Gretl de Antonio Medinilla
Dos poemas de la revista de poesía La Galla Ciencia de Perla Rivero y Ernesto Cardenal
Ningún mapa es seguro de Eva Gallud
El título de esta crónica es un verso de Antonio Medinilla en su Gretl:
recuerdo la hierba herida
como un pecho helado
que sangrara espadas
no me quejo del río gretl
que arrastra la noche
de los hombres hasta el mar
tú y yo
nos entregamos corales
en el fondo del mar
[Las imágines que ilustran el texto son de Josep Pallarès]

domingo, 6 de septiembre de 2015

PROHIBIDO OLVIDAR

Un horrendo crimen de la revolución cubana


Click aqui para ver publicación completa                                        
En 1971, el gobierno castrista cometió uno de sus más horrendos crímenes: fusiló en La Fortaleza de La Cabaña al escritor Nelson Rodríguez Leiva, de 27 años, junto a su amigo y amante, Angel López Rabí, de sólo 16.

Un siglo antes, por la misma fecha y a muy poca distancia, el gobierno de la Metrópoli fusiló a ocho estudiantes de Medicina. Un abogado español a sueldo no logró defender sus vidas.

Igual ocurrió a Nelson y Ángel. Carecieron de una defensa imparcial. Ni siquiera sus abogadillos supieron que en 1964 Ediciones R le había editado a Nelson, joven de gran talento y a sugerencia de Virgilio Piñera, un excelente libro de narraciones titulado El Regalo, que tenía para publicarse un libro de poemas y que Ángel se daba a conocer con sus versos en revistas cubanas. Tampoco que durante un año Nelson había alfabetizado a campesinos en la Sierra Maestra. Mucho menos que, inconformes con el régimen comunista de Fidel Castro, no hacían sabotajes, método de lucha de los jóvenes contra el batistato, considerados hoy héroes inolvidables.

Desesperados, acorralados, difamados por el Máximo Líder, Nelson y Ángel optaron por marcharse del país en avión, en un lamentable intento por desviarlo. Gravemente heridos fueron condenados a la Pena Máxima por las mismas personas que habían asaltado de madrugada un cuartel militar, con decenas de víctimas y sólo habían cumplido meses de prisión.

Si alguien fue responsable de aquel hecho, es Fidel Castro, con su fobia contra los homosexuales, expresada claramente en el Congreso de Educación y Cultura, a principio de 1971. En su discurso de clausura condenó el homosexualismo y otras aberraciones sociales y prácticas religiosas¨. Pocos días después, su periódico Granma publicó que únicamente los revolucionarios podían acceder a la Universidad¨.

¿Cómo entonces podían vivir en Cuba jóvenes como Nelson y Ángel? Muchos tuvieron la suerte de llegar vivos al exilio. Otros fueron víctimas de una política moralista y absurda.

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba no hizo nada por ellos.

El 2 de octubre del mismo año, murió en México uno de nuestros más geniales artistas, homosexual y cubano, Ignacio Villa o Bola de Nieve. Probablemente no hubiera regresado a su país.

Frágiles como Diego, el personaje fílmico de Titón, o como Fátima, creado por Miguel Barnet cuando la marea se calmó un poco, Nelson y Ángel se rindieron ante la maldad y la intolerancia del dueño de la Isla.

Querían vivir como seres humanos, que les respetaran el más elemental de los Derechos: su intimidad.

Por aquellos años la policía recibía la orden de subirlos a la fuerza en camiones-jaulas, para ser enviados a campos de concentración de las UMAP, un invento de Fidel Castro para convertirlos en machos, al estilo del ¨Hombre Nuevo¨, que por suerte fracasó.

Para conocer más sobre esta historia, hace apenas unos días pude obtener el teléfono de Manuel, el hermano de Nelson, un economista que vive en Línea y 10, en el Vedado.

Me habían advertido que aún podía ser un comunista incondicional del régimen, que recién había regresado de una misión en Venezuela, que no aceptaría mi llamada, que le había dado la espalda a su único hermano en los peores momentos.

Para mi sorpresa, de inmediato percibí que le complacía hablar sobre su hermano, sobre todo de su infancia. Nelson nació en Cienfuegos un 19 de julio de 1943. Era delgado, de cabellos y ojos claros, de piel blanca-rosada. Achacó su conducta posterior a unas fiebres que sufrió a los cinco años, donde quedó como muerto y revivido de milagro. Me contó de Ada, la madre, trastornada al conocer que después de curar las quemaduras de su hijo, se lo asesinaran. Apenado, se refirió a las relaciones amorosas que mantuvo Nelson con Angel, culpable de todo según él.

–Fue Ángel quien extrajo la granada de una unidad militar –dijo.

Por su forma de hablar, me pareció que, pese a sus años –cinco años mayor que su hermano– aún tenía fortaleza de carácter para sobrellevar su tragedia familiar y percibí que libraba una lucha interna, entre el cariño que podía sentir por Nelson y la complicidad que le exigía el gobierno castrista.

Al día siguiente, con otras preguntas en la mente, volví a llamarlo. Manuel era otro. Nervioso y asustado me pidió que no lo llamara más, que por mi culpa, después de conversar conmigo, había tenido horribles pesadillas durante toda la noche.

¿Sería que soñó con su hermano, aferrado al palo de La Cabaña, pidiendo a gritos que no lo mataran, maldiciendo al comunismo? ¿Será que vio a Ángel, casi un niño, llorando, implorando piedad?

Sí, no creo equivocarme. Seguramente esa fue la noche que este hombre descubrió su verdad más escondida: Nelson aún permanecía en su corazón.

TOMADO DEL BOLETÍN DE NOTICIAS DE CUBA
http://imagenes-de-cuba.blogspot.com.es/2015/08/un-horrendo-crimen-de-la-revolucion.html