AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

lunes, 1 de octubre de 2012

¡POR FIN, EL PRIMERO!

MI JOTABÉ

La cláusula del tiempo se deshoja.
Imprevisto libreto en cuerda floja

amenaza quitarnos nuestro pan.
El pueblo: erupción de este volcán
ya no teme al garrote del guardián
convertido en “santo varón” rufián.                                                                         
Qué siniestro es el orden de este mundo
cuando apenas nos queda algún segundo

para al amor cantar sin brida roja
azul, ni ser el humano huracán

a la deriva en olvido profundo.