AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

martes, 30 de diciembre de 2014

ME SUMO A LA TRIBUNA ABIERTA DE LA HABANA. "YO TAMBIÉN EXIJO"

NOTA DE PRENSA
                                                                   iba a escribir un poema y me salió una espada…

Si algo rompió fue la gota de agua en el arrecife, la lágrima en el suspiro… Esta soledad es el agravio a mi tolerancia… ¡Oh, dioses, aplacad al dinosaurio que agita las murallas! “Condenadme, no importa”. No importa… Te digo que el cielo echa raíces y son pervertidas las estrellas trashumantes. Pagué mis cuarentenas sobre una isla que se llama Amor. Pagué con mi lengua el silencio y alguien se atreve a besarme ahora… Este cáliz amargo se derrama en equinoccios… Soy la histeria, o sea, la historia.  Condenadme… Soy quien murió clavándose espinas una y otra vez. Mis cardiogramas son jeroglíficos universales.

                                                  se presta una mujer por tiempo indefinido
                                                  avisen a su amante…


Yo me llamo Troya o, mejor, Habana… Dejé a Jesús ardiendo en mi latido y me fui al mar como cualquier fantasma insumiso… Solo quedan doce hombres para sepultar el pasado y una voz que apenas reconozco… Habrá floresta… He comenzado a sangrar. Sé que no puedo perderme en la plegaria de los sutiles. Reencarno en una hoja de papel que alguien se atreve a manchar con mentiras. ¿Cómo gritar mis cascadas? El matarife viene con su séquito de arcángeles… Condenadme otra vez… Es el poema que debo a la memoria.

domingo, 28 de diciembre de 2014

(EN CONFIANZA)

A veces voy en búsqueda de una sonrisa y se retuercen las bocas. Salgo a buscar esa porción de mí que me identifica con el resto de los mortales. Solo a veces, tengo en mis manos el poder de arrebatarme la angustia y plasmar cada gota de sangre que no envejezca en los harapos del tiempo. Alguien dijo: “vimos la perla” entre los vientos desesperados que se disputan el fuego, solo que nos sobra la esperanza, solo que…
Ya sé, ya sé lo que cuesta un gramo de quietud. ¡Un paso en falso y seremos la culpa! Es inútil la opresión de la garganta cuando se avizora el estallido de la voz en las cuatro esquinas del mundo. La protesta forma un caos en los corazones, pero se vislumbra el furor del ansia. ¿Y después qué? Los dioses de carne y hueso estamos hartos de que nos pisen la cabeza. Es hora de calzarnos y espolear las encrucijadas de la vida. No puede ser eterno el crimen.
¡Por cada mano inútil se alzan mil voces! Es cierto que la rebeldía, a veces, inverna. Oigo el silencio cuando llora, cuando moviliza montañas, cuando toca el cielo… Somos muchos poetas de estopa, pero oigo a Dios en la hondura del zapato desde el poema que sangra… ja ja… ¡Que nos condenen! ¡Ya no duele la bofetada! 

viernes, 19 de diciembre de 2014

CUBA

Isla en Verso me catapulta al infinito
donde se enrocan las palabras
                                   en su rol de jaque perpetuo.
las uvas me sorprenden en la axila de la noche
tras abandonar la poltrona de la espera.
Isla en Verso aprisiona mis sentidos frente a los cristales.
la mar en calma sostiene mis pasos desnudos
comprende que doy puntadas a las horas
                                                con hilos de añoranza
y a veces
                         de aparente olvido.
sabe que doy escarmiento al silencio
para volar entre papeles de hiel
                                  que reciclan mi parsimonia.
Isla en Verso quiere remendar mi soledad
                                                       -o más claro:
esta ausencia con dotes de conquista-
¡la ebriedad es mal presagio!
Isla en Verso sofoca mi lengua en las tertulias
en las nieves de distancia y desamparo.
ella me quiere en su vientre
                                          otra vez
a fin de cuentas
qué puedo aportar a la causa de la sinrazón
de este atropello perenne entre las manos
                             que nunca han dejado de explorarla.

jueves, 11 de diciembre de 2014

TOMADO DE: "REGRESIÓN CUBANA"



En el discurso del 13 de marzo de 1959, a solo dos meses de su arribo a La Habana, Fidel planteó:

“…más de 400 criminales de guerra han sido pasados por las armas [...] “¡Y los que faltan!” Si fusilamos aquí a todos los que faltan, no terminamos de fusilar en tres años [...] están los criminales de guerra, están los confidentes -que hacían ola-, están los politiqueros -que hacían ola también-, están los compadres y las comadres […] Porque si aquí vamos a someter a Consejo de Guerra y a pasar por las armas a todos los culpables, creo que no alcanzarían los fusiles…”
Descubría de forma descarada la mentira dicha solo dos meses atrás en su primer discurso en La Habana el 8 de enero, donde prometía que no habría más derramamiento de sangre. Ante tal declaración de principios desde el omnipotente trono del poder sobraban comentarios...




martes, 9 de diciembre de 2014

La Habana




AMARGO CÁLIZ

si algo rompió
fue la gota de agua en el arrecife
la lágrima en el suspiro.
esta suavidad de ninfa es el agravio a mi intolerancia.
el destino agita las murallas
    que separan los sueños del hogar.
el cielo echa raíces sobre el credo nauseabundo:
¡estrellas trashumantes!
pagué mis cuaresmas sobre una isla que se llama Amor
y con mi lengua
      el silencio de mi amadísima Habana
pero alguien va a besarme ahora.
he muerto clavándome espinas.
¡no me esperen!
fui al mar como hacen los tristes
y este es el poema que debo a la memoria.


domingo, 7 de diciembre de 2014

A 118 AÑOS DE LA MUERTE DEL TITÁN DE BRONCE


ANTONIO

Alguien copió tu bandera
como insignia necesaria
y a su estrella solitaria
como única compañera.

Hoy ondea dondequiera,
Titán de Bronce querido,
ignoran que amor herido
brinda sangre verdadera.

                                                                                        ¿Cuántas cargas al machete                                                                                             hacen falta todavía?