AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 11 de diciembre de 2014

TOMADO DE: "REGRESIÓN CUBANA"



En el discurso del 13 de marzo de 1959, a solo dos meses de su arribo a La Habana, Fidel planteó:

“…más de 400 criminales de guerra han sido pasados por las armas [...] “¡Y los que faltan!” Si fusilamos aquí a todos los que faltan, no terminamos de fusilar en tres años [...] están los criminales de guerra, están los confidentes -que hacían ola-, están los politiqueros -que hacían ola también-, están los compadres y las comadres […] Porque si aquí vamos a someter a Consejo de Guerra y a pasar por las armas a todos los culpables, creo que no alcanzarían los fusiles…”
Descubría de forma descarada la mentira dicha solo dos meses atrás en su primer discurso en La Habana el 8 de enero, donde prometía que no habría más derramamiento de sangre. Ante tal declaración de principios desde el omnipotente trono del poder sobraban comentarios...




No hay comentarios:

Publicar un comentario