AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

miércoles, 16 de agosto de 2017

HONRADA ENTRE POETAS DE MÁXIMO CALIBRE !!!


OPUS TESTIMONII – Selección de poetas de este mundo


Opus Testimonii –
 132 pag. 15×23 cm.

En la tercera aparición de la colección KULTRUM, se presentará en septiembre “OPUS TESTIMONII” – Selección de treinta y dos poetas de este mundo, precedida por un ensayo preliminar de Oscar de Gyldenfeldt (Arg): “Meditación sobre la relación entre poema y lenguaje”. El volumen tiene la intención de entregar una panorámica de la poesía actual, tomada de autores que desarrollan una vasta actividad cultural en distintos puntos del planeta, compartiendo la palabra poética. La Luna Que anuncia la aparición de un segundo tomo para el 2018.
OPUS TESTIMONII incluye poesías de:
MIFRANI ABDELHAQ (Marruecos)
ISAAC ALONSO ARAQUE (España)
MUHSIN AL-RAMLI (Iraq)
ATEF ABDEL-AZIZ (Egipto)
JORGE OSCAR BACH (Argentina)
NICOLE BARRIÈRE (Francia)
JOHANNES BEILHARZ (Alemania)
BENGT O BJÖRKLUND (Suecia)
MARLENE DENIS VALLE (Cuba)
YOLANDA DUQUE VIDAL (Chile)
SHAIP EMERLLAHU (Macedonia)
GÁBOR GIUKICS (Hungría)
HASAN ERKEK (Turquía)
CESC FORTUNY I FABRÉ (España)
CHEN HSIU-CHEN (Taiwan)
HUSSEIN HABASCH (Kurdistán)
ALICIA ES MARTÍNEZ JUAN (España)
JETON KELMENDI (Kosovo)
ALICJA KUBERSKA (Polonia)
LEE KUEI-SHIEN (Taiwan)
KAMRAN MIR HAZAR (Hazaristán)
ALICIA MINJÁREZ RAMÍREZ (México)
JESÚS MORENO SANZ (España)
GIUSEPPE NAPOLITANO (Italia)
MAHMOUD SHARAF (Egipto)
MARY-JANE NEWTON (India)
VÍCTOR PAZ IRUSTA (Bolivia)
MARIAN RAMÉNTOL (España)
RICARDO RUBIO (Argentina)
SASHO SERAFIMOV (Bulgaria)
ANDRÉS UTELLO (Argentina)
CARLOS VITALE (Argentina)

jueves, 10 de agosto de 2017

CANTO A LA ESPERANZA en Antología 200 poemas a Federico... En la Biblioteca de la AMCL

 CANTO A LA ESPERANZA 

I


Tierra tan sólo. Tierra.
Tierra en manos de añoranza
de tanto arañar la vida,
de tanto morderme el alma.

En víspera de la alegría
peina el sol su rubia barba,
la cabellera de oro
acaricia estas montañas.

Tierra, erario hermoso,
donde vibra la esperanza
crecida en las cicatrices
tan altas como las palmas.

Mi voz en la sierra viste
su misionera palabra.
Trinan, alegres, los pájaros
y repican las campanas.

Tierra tan sólo y tanto…



miércoles, 9 de agosto de 2017

AFORISMO

Quienes odian el turismo son como ostras invadidas por el comején.

NERUDA (en Antología y Biblioteca de la AMCL)



SIEMPRE ESTÁS Y NO ES NECESARIO…
                                                     A Pablo Neruda

no haré veinte poemas de amor
ni pintaré aerolitos
                  sobre páginas indiscretas.
aprendí de ti
ese verbo hermano
                 que canta en las mañanas
a través del viento y los pinos.
no.
no puedo escribir
                   siquiera un poema
donde no salte la luz entre los arcos
que atestiguan tu presencia
bajo mi almohada
                      cada amanecer.
tampoco estoy desesperada
entre las notas de una canción
                              que no se olvida.
soy el último otoño de tus brazos
el esplendor que merodea este silencio.

VALLEJO (en Antología y Biblioteca de la AMCL)



LLÁMENME ESPEREGESIA

       (un día que Dios estuvo sano, me enamoré de Vallejo)

yo nací un día que Dios dejó de reír.
fue cuando olvidó al rebaño
mientras canturreaba himnos sordos
y azorado
      contemplaba la gran nube oscura que es el mundo.
nací un día que Dios
prefirió cambiar su nombre
                 y cazaba musarañas para matar el tiempo
mientras intercambiaba bostezos sin reclamo
                                                         y armonías mudas
porque Dios no estaba enfermo
                     ni grave
no estaba porque no era
siquiera la sombra de una ilusión.
porque era sólo la molécula de mi rabia
                                            y mi paz ambigua.
era la soberbia de mi ramo de palabras
que el señor de la sotana blandió sobre mi cabeza
para convertirme en alucinógena.
yo nací un día de buena fe
                           y crisálidas rocosas
de un espejo que vomita mi imagen
                                entre crucifijos y malvas.
Dios no estaba enfermo
                                         ni grave.
Él no estaba ante mis ojos
porque yo no tenía ojos
                                (ni ojos ni aluviones de esperanza)
yo soy Espergesia
es decir
una errata del submundo
a puro grito
en carne viva…

MIGUEL (en Antología y Biblioteca AMCL)

MIGUEL
                     Quién ha puesto al huracán
                     jamás ni yugos ni trabas
                     ni quien al rayo detuvo
                     prisionero en una jaula?
                   
                             M. Hernández


te llamo Miguel desde la sombra
te llamo Miguel desde el martillo
te llamo en cebollas
                                     y adoquines
cuesta abajo y cuesta arriba
en nanas y réquiem
en manifestación indignada
en trincheras y gloria.
traigo la tos de nicotina y mazmorra
                                           en los pulmones
nuestro aliño verbal en osamentas
sentado sobre los muertos
                       que empuñan su trozo de alma
                                   hasta el monte del no-olvido.
te llamo Miguel en cada verso
en cada uno Orihuela me descalza
                                   habaneándome
                                                 con destreza
planetariamente
entre mirlos y yuntas
                                 -que no soy buey-.
hembra de toro embisto en romerías y pancartas
                                                   desde la diáspora terrible
y te escribo un poema:
mil poemas Miguel
                    que te incorporan a la tropa del pueblo.

martes, 8 de agosto de 2017

ARTÍCULO DE OPINIÓN INTERESANTE


POESÍA O PLOMO, JUEPUTA.
Netflix es a Escobar lo que la poesía es al mal.
By Ru

Published on 31 Julio, 2017





“Biemparidos” lectores de la-poesia.es, es hora de dinamitar los clichés que queden sobre la poesía, hoy haré de mecha. El título de este texto es un clickbait clarísimo, pero qué poesía no aspira a remover la curiosidad del potencial lector desde el propio título y sobre todo, qué poeta no ansía captar la atención del receptor de su obra de manera inmediata y fácil. Realmente todo artista vive de los reclamos que sea capaz de crear acerca de su arte y toda cultura sobrevive a base de la fama, sostenida en el tiempo, que sea capaz de generar con todos los medios a su alcance. El título de este texto alude a una serie mainstream de televisión cuyo éxito reside en potenciar la figura de uno de los mayores delincuentes de la historia contemporánea (que no se molesten los dueños del poder financiero ni sus capos de la política, Rodrigo Rato no te rayes), en un caso más de cómo el mercantilismo artístico es capaz de convertir en producto atractivo algo, que objetivamente es malo, deleznable u horrendo, y este es el concepto con el que chapotearé y salpicaré a los ojos con los que miro el panorama poético.
Alerta spoiler: las poetas escribimos y/o recitamos para gustar. Primero a nosotras porque somos egoístas, segundo a nuestro potencial público y tercero, para gustar a todas aquellas personas clave que hacen que escribir poesía siga mereciéndonos la pena y teniendo sentido. Existe una autoconfirmación artística de la ruta establecida en nuestro egotrip, una seducción intelectual del lector/oyente y una demostración de talento, en cada obra. Hasta el poeta más taciturno y sombrío se alimenta de satisfacción y no hay nada que deje más satisfecho al artista que una buena ovación o un halago de la persona adecuada. Y esto no es negativo, ojo, no es censurable, en todo caso debo criticar la falsa modestia o la hipocresía tal que lleva al sentir general a una deriva distorsionada en la que parece que lo correcto es lo humilde y lo humilde pasa por la tristeza, la soledad y la penuria. No amigas, cuando un artista expone y comparte su arte, en este caso por escrito o interpretado, su objetivo de éxito puede ser la fama, el dinero, el orgullo de demostrar talento y recibir halagos, puede ser todo esto y seguir siendo humildemente respetuoso con el resto de artistas, con la sociedad y por lo tanto no necesariamente sea algo reprobable.
Con esto último juega la susodicha serie de televisión (Narcos – Netflix), rompe el cliché de lo “socialmente reprobable” convirtiendo al villano en héroe y al asesino en persona. Traigo esto al terreno de la poesía porque considero que es la poesía la que ejerce ese mismo efecto transformador tolerante sobre el poeta y su obra. Un ejemplo para que se entienda, seguro que habéis escuchado o leído a poetas hablando de temas horribles, maltratos, desórdenes mentales, bajos deseos, actitudes machistas, apología de delitos… y rara habrá sido la vez que esos poemas no hayan terminado con un aplauso. Con esto quiero explicitar la capacidad de transformación positiva que tiene el lenguaje poético. Puedes echar lo peor de ti y de este mundo y ponerlo encima de la mesa, que al tamizarlo a través de la poesía se convertirá en el azúcar glas de un aplauso o en la harina de la base del pan que alimenta la sonrisa de un seguidor. Me resulta sobrecogedor pensar que puedo aplaudir un poema que defiende el suicidio porque me haya gustado y entretenido artísticamente cuando lo que surement estoy haciendo es fomentar la reafirmación de un suicida en potencia que está gritando ayuda de manera subliminal a través de su poema. Y quien dice aplaudir un poema autodestructivo, dice utilizar las expresiones de los narcotraficantes de la serie y decirle “jueputa, gonorrea” a un colega entre risas cuando, si no fuera por la serie, serían insultos y amenazas varias dignas de los delincuentes sudamericanos que aparecen.


Antología en Biblioteca de la Academia (AMCL)


 


MEDIO SIGLO



lunes, 7 de agosto de 2017

DONDE TERMINA LA DISTANCIA EN BIBLIOTECA DE LA AMCL

(Libro no disponible)


DESDE MI VENTANA EL UNIVERSO

me gustaría recorrer la costa de tus ojos
en el galeón del abuelo
pero me conformo
                con el apunte de su luz en un papel
lleno de muchachos
                  que se desnudan en las ferias
y recobran las olas dulces del amor.
nadie sabe cómo me gustaría
conocer qué hace mi niño en tu arena
cuánto caramelo lame de tu piel
                    entre caracolas y delfines.
me gustaría componer viejas redes con un beso
y luego soltar tus peces en los diarios.
mira
la calle se prolonga mundo
y estamos aquí
                 llenos de mar
mientras un perro feliz nos ladra dentro.

AL FILO DE LA FE EN LA BIBLIOTECA DE AMCL

2011

I

el espíritu de dios
creó al bostezo. 
el principio 
no fue más
que una página en blanco. 


De venta en:
https://www.libreriarayuela.com/lib…/al-filo-de-la-fe_601600

ARTÍCULO INTERESANTE DE LA GACETA

Gajes de la poesía
Rigoberto Hernández Guevara
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Un texto no tiene que tener texturas si no quiere.
El texto más bonito es inesperado. Tampoco tiene que buscar palabras en alguna parte sino ser sencillo o no serlo: En literatura uno nunca sabe.
Hoy en día tampoco se requiere un final inesperado, el texto lo es en sí mismo.
Tampoco se consideran las reglas gramaticales propiamente dichas si el texto los defiende a capa y espada. Un error puede llevar a una composición única, desbordando la barda, al otro lado de las cosas.
Y sin embargo, escribir es como entrenar para una carrera. Corres primero despacio, luego más rápido hasta dominar determinada resistencia. Y hay una técnica, es mejor practicarla.
Si empiezas rápido te caes, y te levantas y haces lo mismo y caes. Por ir rápido es que no aprendiste lo que se aprende cuando caminas. Y cuando caminas con esa determinación verás el futuro glorioso que te espera si insistes en esta maravillosa experiencia.
Escribir nunca es correr avorazadamente en el uso de la palabra y acelerar el paso licencioso de las élites literarias, que las hay. Escribir es entrenar siempre para una carrera que no se llevará al cabo.
Se empieza a leer. No necesariamente hay una lista mejor ni una peor. Se lee por placer. Se lee sin pensar en escribir. Ocurre siempre. De pronto aparece la magia. Y las imágenes inician su ronda, se descomponen y se escapan.
A veces las imágenes no pasan por la mente. Antes recorren el teclado hasta bordar otro ente. Un poema se dice. Y este sale del inconsciente, donde se guardan las cosas que se aman, pero también el fondo del alma, lo prohibido, lo anestesiado durante la infancia.
Se escribe como se raya un papel. Sin cortapisas. Sin tiempo y sin aire, a mansalva, demasiado. Pero siempre se lee más que se escribe. La literatura es como todos los oficios, nada más fíjate.
La literatura aborda la creatividad desde el primer temblor de los dedos en el teclado. Se escucha la palabra indicada, la elegida de un ser extraordinario. Cuando ves la primera palabra te ha de deslumbrar la emoción.
Se escribe por placer.
Es por lo mismo que se lee, que se escribe.
No se puede decir este o aquel no sirven para escribir, porque a la vuelta de año, de manera inesperada sacan un texto único. Tampoco es obligatorio haberse leído el mundo.
Tampoco hay que esforzarse cuando un texto se aprieta y sientes que debiste terminarlo antes o lo llevas forzosamente porque se perdió el interés, puedes romperlo. Puedes guardarlo para otro momento. Tampoco hay un sistema, cada quien hace lo que le resulta o lo que le da la gana.
Alguien me comentaba hace días que cada quien hace su técnica. Y tiene razón. Uno tampoco se sujeta a la cruel mordaza de las formas, ni de las tuercas con medida, ni de la informalidad ni de la formalidad.
Un texto quisiera ser como la vida que nada más te lleva como un inmenso río.
En mí sé que la literatura es poesía contenida en todos los géneros. Queda para mí que el arte es poesía. Que cualquier obra de arte es un poema por dentro, donde viven los poemas, en la magia que hay antes del pensamiento.
Dije para mí porque el arte es cósmico. Y cada quien agarra las partículas que le definen, las que están al alcance o las que arrastra.
Se escribe para uno mismo, para otra persona, para todos, para nadie, para un Dios, para la postrimería, para el desahogo, se escribe porque no se puede evitar.
Tampoco es que la literatura tenga que ser utilitaria. Pero lo es, sin querer.
La poesía es un género definitivo para la literatura. El mundo de la poesía es este mismo que ves y otro que tal vez solo puedas leer. El poeta lee los objetos. Ve a alguien más allá, o del otro lado de las personas. Pero también nos presenta la naturaleza en escena, donde adquiere vida propia.
La poesía ve la transparencia del aire por donde cabe. Donde vive y se transmite. Poesía es enlace de la naturaleza, integración definitiva al origen del hombre.
Poesía es el grueso testimonio del alma de un lugar y de un pueblo; el habla eternizada, el grito que recorre las calles pidiendo por sus hijos.
La poesía es la persona, el río que pasa por la mente, el sonido de las campanas que escuchas cuando ladran los perros, el mar de una lágrima, el pez alado, la canasta básica, la mujer amada.


Pero cuando el poema se escribe, siempre hay un yo integrador que te anexa y te hace poema. Rotulas el título y le pones como quieres. Pero el poema que eres, que se ha vuelto en sí mismo, es de todos, es de la musa que acaba de escribirte. Sólo te queda leerlo.

domingo, 6 de agosto de 2017

BIBLIOTECA DE LA ACADEMIA MUNDIAL DE CULTURA Y LITERATURA (AMCL)

En el día de ayer, 5 de agosto, fue inaugurada la Biblioteca de la AMCL donde se podrán encontrar los libros de sus 100 académicos.

https://www.facebook.com/Biblioteca-AMCL-1545677422173390/?hc_ref=ARQ_EKsgDYWy8mgZUYIQcKhI1TxVp34Pilicf-N-6joyV1AEZVqDgXcvClLaTqhP8Wc&fref=nf&pnref=story

Celebrando el Día del Padre en Brasil (Post Vitrina de la AMCL)

                                        (Imagen tomada de la red)
POEMA  LXXI
Alguna vez hablé del hombre lobo
para referirme a mi padre
que murió lleno de lunas acostadas en la barra
de un bar de mala muerte en la Habana Vieja.
Hablé de sus caídas
tras hartarse de marxismo
y desamparar mi horrenda militancia.
Pero nunca he hablado de la luna llena
atrincherada en cualquier estrategia
de un heroico acto de amor.
A decir verdad        
jamás hablo de la luna
aunque papá se balancea en su lejano brillo
cargado de nostalgias.

MDenis©lasgrietasdelviento2016

sábado, 5 de agosto de 2017

Post del día de hoy en la Academia

(Imagen tomada de la red)

LA BELLEZA OCULTA

  ¡Salve Salvaje Amor! Tanto espíritu he madurado en la distancia que temo de esta carne. He sentido tu mano. La he cubierto de guirnaldas y acertijos. Le di mi sed, la sometí… El hogar está fumando enredaderas mientras mueres de alguna tentación bajo la sombra cuando aspiro a que me devuelvas la sonrisa, y a la eclosión que suelen padecer las almas y su brillo. Aspiro a tu cabello como plácido jardín… Te quiero ahora en todas las lenguas. Incéndiame estos labios bajo el frondoso cielo. Aquí eres el astro, el suspiro, el luto que navego sin brújula ni horizonte... ¡Salve Amor! El erotismo está calándome la noche con alfileres dorados, y desde la casa Venus remueve el horizonte a media asta, y es la soledad… Ojalá que a tu invierno le crezcan primaveras y puedas mandarme una flor de cuatro espinas, porque ahora alguien está tejiendo un sudario. -Recortes de periódicos inventan su collage-. Pequeño príncipe busca a su princesa y no soy yo la prometida. Habrá lluvia y estruendo, pese a mis balas que son de salva. Urge el salvoconducto hacia tu sexo. Estoy marchita bajo el cielo de los tristes… ¡Ábrete sésamo! Devuelve el perfume B612 para refrescar las orgías… ¡Salve este minuto de contrición severa! Flagelación es igual a soledad, pero los ojos no laten si no existe un corazón… Soledad es igual a Mundo, Filosofía, Ceguera…

viernes, 4 de agosto de 2017

SOBRE MÁS ALLÁ DE LA PALABRA


A MANERA DE PRÓLOGO


   Toda poesía ha de pasar por el corazón. Si desvía el camino, puede perder su esencia. Debe llevar gotas de sangre para poder decir que se ha vivido.
  MÁS ALLÁ DE LA PALABRA es la fidelidad a experiencias y convicciones. Muestra, desde mi aparente quietud, la persecución implacable de una verdad que no reconoce fronteras.
  Aquí revivo, entre la fuerza del dolor y la soledad, mientras fustigo a estos escarabajos que pretendieron ser palomas y me llevaron más allá de la distancia.
   Estos versos han sido y son la puerta que atravieso para salir a mi propio rostro, tras largos años de exilio y silencio.

                                                                          Marlene Denis, España, 2008

  


http://www.pasionporloslibros.es/mas-alla-de-la-palabra-%E2%80%A2-marlene-denis/


miércoles, 2 de agosto de 2017

UNA ENCICLOPEDIA SOBRE REINALDO ARENAS


Daniel Fernández
(EL NUEVO HERALD, EEUU, 20/7/2017) Hay autores inagotables. Quizá nunca sepamos todo acerca de Shakespeare, Cervantes, George Sand o Flaubert. Quizá siempre haya algo nuevo que escribir sobre ellos y siempre haya estudiosos que quieran resumirlos, abarcarlos, iluminarlos con otra luz para las generaciones de su tiempo.
Salvando las distancias con los autores mencionados, el escritor cubano Reinaldo Arenas comienza a erigirse como uno de esos inagotables. Muchos hemos incursionado en su vida y su obra, ambas llenas de contradicciones, misterios, abismos y glorias. Sobre él se han escrito ensayos, cuentos, novelas, se han hecho películas, y hasta una ópera, que se inspira en su autobiográfica Antes que anochezca, pero entre luces y sombras, su persona y sus personajes siguen atrayendo a creadores y estudiosos.
Entre esos estudiosos se encuentra la especialista Stephanie Panichelli-Batalla, que acaba de lanzar su enjundioso libro El testimonio en la pentagonía de Reinaldo Arenas (Tamesis, 2016). Nacida en Bruselas, Bélgica y radicada en Birmingham, Reino Unido, la autora fue profesora titular de español y estudios latinoamericanos en la universidad de Aston, y actualmente trabaja en la de Warwick. Profunda conocedora de la obra y la vida de Arenas, ha logrado con este libro una verdadera enciclopedia sobre el desdichado autor que nació en Holguín, en 1943, y se suicidó en Nueva York en 1990.
Símbolo de su generación, Arenas es también un ícono de los escritores gay, los anticastristas y de todo escritor, artista o persona que haya padecido la persecución por sus ideas o su manera de ser. El que haya contraído el sida (lo que lo lleva al suicidio) le da a su figura una dimensión aún más trágica. No es fácil resumir una vida tan compleja, intensa y multifacética como la de Arenas, quizá por eso, al menos estructuralmente, Panichelli-Batalla se centra en las cinco novelas que él clasificara como pentagonía: Celestino antes del alba, El palacio de las blanquísimas mofetas, Otra vez el mar, El color del verano y El asalto. Se centra, pero no se limita solo a esos títulos; la estudiosa ha realizado un trabajo monumental (de años) que incluye referencias a otros textos del autor y de especialistas en su obra, más el resultado de sus investigaciones personales como entrevistas a quienes lo conocieron. Un utilísimo Index sobre obras, personas, personajes y documentos convierte el trabajo de la investigadora en un valioso instrumento referencial.
Como su título indica, estas nutridas, pero amenas, 368 páginas quieren, y logran, demostrar que, a pesar de que se trata de obras de ficción, la pentagonía de Arenas es también un testimonio. “Todas estas obras de Reinaldo Arenas son, sin ninguna duda, obras de ficción […] Sin embargo, en cada una de ellas se puede reconocer la presencia de un autor-testigo, el contexto sociopolítico de la historia, la denuncia de la opresión y la representatividad del testigo, por lo tanto, nos parece más adecuado usar el término ‘novela testimonial’ que cuestionar la autenticidad del testimonio por el uso de la ficción en una obra literaria”.

Con esas palabras cierra su magnífico trabajo Panichelli-Batalla y, sin duda, tiene razón; aunque la obra de Arenas, rica en creatividad y testimonio, seguirá dando mucho que escribir por mucho tiempo.