AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 4 de agosto de 2011

SUEÑO A PUNTO DE CUMPLIRSE

Hace bastante tiempo que mi cabeza es rondada por ciertos duendes que añoran los dulces encuentros en La Casona del Cerro en La Habana donde me inicié como poeta, allá por los años 80, bajo el asesoramiento de mi querida Nirsy Fernández.  Me parece estar atravesando una eternidad desde que abandoné aquella farándula que, a pesar de las dificultades, nos hacía rodar a golpe de pedal y verso por cualquier rincón de la hermosa capital de Cuba: Tony Armenteros, Jorge Corcho, Bárbara Dayira, Gilda Fernández, Omar Campagnioni, El Gaucho, Carmona, Frank Upierre, Pablo Castellanos, y otros muchos (por si se me olvida alguien), el querido pintor Pablo Ojeda, que tantas veces ilustró y expuso mi poesía...  La vida nos separó y no sé por cuánto tiempo...  Pero todos siguen presentes en cada verso y en cada convocatoria de mi corazón. Sé que en mi palabra está el latido de cada cual.
Ahora toca el turno de agradecer a mamá, que siempre pincha mi ansia para que continúe,
a Pia, que no sólo pincha, si no que "rompe i coglioni"
y a Rafa (Rafael Mudarra), que sin él, este sueño de reiniciar mi vida tertuliana y bohemia, sería imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario