AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

viernes, 3 de enero de 2014

De: LOCAS ESTACIONES...

OBJECIONES

  No puedo arremeter contra el silencio o la turba. Si voy a luchar, solo esgrimiré esta cruz como un oráculo y beberé la puesta de sol mientras el rosario de penas enlace mi cuello. Poco importa si llueve o hay frío. Seguiré a la intemperie… Alguien reza a punta de guitarra y de mi ausencia... Hoy es el día en que Dios saldrá gritando para morir de amor. ¿Qué ley podrá impedirlo? ¿En cuál cena compartir nuestro pan? Madre sabe mi angustia, pero calla… ¿En cuál lecho compartir mi carne? Alzaré la copa en el nombre de El Hijo mientras La Habana esté purgando… Malecón y yo, como buenos creyentes, removemos caracoles. He puesto nuevos atriles a la memoria. Otro canto... Pero a nadie le importa fumarse mis huellas... Tentación… Soy el genio de la lámpara, pero Alí Babá me prohíbe.


2 comentarios:

  1. Marlene querida!!! Tu pluma magicamente "deja huellas" siempre, en cada poema, relato, objecion jajja ..fantástico como siempre, fuerte ...con esa "garra" que te describe.
    Un abrazo enorme amiga!!! y felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amiga mía. Esa garra solo intenta atrapar los momentos que han lacerado mi sendero.

    ResponderEliminar