AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

viernes, 21 de marzo de 2014

COSAS DEL PASADO

Lo que a continuación transcribiré es el prólogo del libro de Poesía Cósmica “Variaciones sobre un ciruelo”, dedicado al maestro cubano Regino Pedroso. Esta hoja ha saltado del cajón donde conservo toda mi obra hecha en Cuba, pero aquellos poemas fueron tragados por el mar, la tierra, o sabrá Dios qué bicho raro y enfermizo los hizo desaparecer.
Dicho poemario fue escrito en un breve espacio de tiempo a petición del Instituto Cubano del Libro. Debo aclarar que acababa de regresar tras un viaje a Italia, donde había sido invitada para ofrecer una conferencia sobre la Poesía Cubana Contemporánea en la Universidad de Parma.
Todo indica que el libro estuvo apto para ser publicado en homenaje al Poeta. Sin embargo, sin recibir la mínima crítica fue sometido a la censura partidista (la única existente en el país) y “Variaciones sobre un ciruelo” jamás vio la luz.
Lo curioso es que el mismo, resulta catalogado dentro la Poesía Cósmica Latinoamericana y que mi nombre figura dentro la biobibliografía activa.
Quizás por ser hoy el Día Mundial de la Poesía, me he trazado otra meta: ¡REHACER AQUEL LIBRO! Como Ave Fénix ha de resurgir de sus cenizas y mucha gente, allá, en mi lejana isla…

PRÓLOGO
                                                                         A la congregación de los sueños

…en una noche de cálido dolor, viniendo de lejano paraíso, ella encontró cerradas las Santas Puertas de su Vieja Ciudad. Acudió a Venus para evadir otras fórmulas terrestres, pero estrella semejante era un papel y comprendió que la soledad crecía entre sus manos. Entonces dio a luz un libro. Había vaciado su corazón sobre la tierra fértil.

                                                   La Habana, 30 de octubre / 3 de noviembre, 1996


No hay comentarios:

Publicar un comentario