AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

martes, 6 de mayo de 2014

POEMA VI

el pecho conserva el fluir del oráculo
de la canción que encendía mi coraje
del colapso que nos mató de un solo golpe.
no debo sonreír con media boca ni aglutinar recuerdos.
es superfluo el instinto de explicar la soledad
o ver mi vida entre espejos
mientras me incorporo a la transición del mundo
                                                                     y soy tan débil…
sé que los sauces me esperan
en el limbo donde se ahoga la historia.
he comenzado a tejer revelaciones.
es inútil callar tanta rabia
desde la mutilación de la poesía.

                                                        De: "Grito del Indignado"

1 comentario: