AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

viernes, 8 de agosto de 2014

20 AÑOS!!!

Maleconazo es el nombre que recibieron una serie de manifestaciones antigubernamentales ocurridas en Cuba el 5 de agosto de 1994, consideradas una de las más prominentes desde el inicio de la Revolución Cubana. Los incidentes se originaron tras la intercepción por parte de las autoridades cubanas de cuatro embarcaciones que navegaban hacia la costa de Estados Unidos sin autorización. Cientos de personas se congregaron en el Malecón de La Habana, enfrentándose con palos y piedras a la policía, saqueando comercios y rompiendo escaparates, a la vez que lanzaban consignas contra el entonces presidente Fidel Castro y el sistema comunista, en el poder desde 1959. Los disturbios se prolongaron durante varias horas y se extendieron hacia los barrios céntricos de la capital, como La Habana Vieja, que estaban repletos de turistas. La acción de la policía, que detuvo alrededor de 100 personas, logró restituir el orden durante la tarde. No se registraron víctimas mortales, aunque sí varios heridos, la mayoría con contusiones leves. Por la noche se produjo una contramanifestación en apoyo al gobierno, en la que participaron civiles armados con palos y tubos de metal. El día 6 de agosto, Fidel Castro se trasladó hasta la zona de los disturbios y pronunció un discurso donde llamó a la gente a «ganar la calle» y «derrotar a los apátridas». A su vez, acusó a los Estados Unidos de intentar «provocar un baño de sangre».
                                                                                                                   (Tomado de Wikipedia)

2 comentarios:

  1. Bien lo recuerdo, amiga. Porque iba en un carro de la Empresa para el puerto —que estaba en la casa y me fueron a buscar; porque tenía que estar a bordo del buque con toda la tripulación alerta—, y me detuvieron cerca de Prado y San Lázaro —bno, nos desviaron en Prado y Neptuno, pero el chófer se encaprichó en regresar al Prado, para alcanzar la Ave del Puerto—. Pero, la ¨cosa¨ no empezó en el malecón. La multitud bajó —no sé de dónde salieron— por Reina, Prado —donde vi las huellas en los comercios— y otros por el Galiano, dijeron, —prácticamente, iba detrás de ellos, incluso, ya detenido, algunos me pasaron por el lado—. Bueno, avanzaban hacia la Punta. Pero, parece que algo se filtró, o el gobierno estaba preparado; porque, en Prado y malecón, chocaron con el Contingente de la construcción, Blas Roca —con sus cascos y armados con palos, palas, etc— que marchaba desde Peña Pobre...y la cosa fue de ampanga. Aquello lleno de policías, que no intervenían. Estaba observando y comentando con el chófer, cuando un policía nos ordena entrar al vehículo y no movernos...empieza a actuar la policía. Ya estaba la riña controlada en la Punta, más allá, guardo la percepción, de que seguía la bronca... veo caminando por la senda del frente a Fidel rodeado de escoltas. Dicen que varias piedras le picaron cercas; pero, ya sentado en el auto, no podía ver mucho. Sí puedo decirte que hubo sangre y lesiones, y, que Fidel estuvo ese mismo día en el lugar. Incluso, tiempo después de ver a Fidel bajando hacia el lugar, todavía veía gentes huyendo de la policía —algunos sangrando—. La Confusión era tremenda. Claro, no podía ver más allá de la Punta —donde chocaron la multitud con el Contingente—, y no puedo calcular cuántos se llevaron detenidos, ni los heridos. Pero, el conato fue grande. Ah, y zarpé unos días después; sin ir más a la casa. Éste no fue el único conato de ése año, no. Asaltaron un buque tanque en el Mariel, y un gran disturbio en Regla —que yo recuerde—.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Amigo mío, también me tocó vivir aquel infierno!
    Besos.

    ResponderEliminar