AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

domingo, 3 de agosto de 2014

EXPLOSIÓN

en la clandestinidad de la palabra, compañeros,
vengo a decirles que bla bla bla y no me dejan hablar sin ficharme
que las palabras hacen cola en el silencio
que soy fantasma de los escándalos más rudos a las puertas del virtuosismo 
                                                                                      y en la cicatriz de cada paredón.
vengo a decir
que no puedo entender la soledad al cumplirse nuestro voto de ternura 
y no sé si verso o discurso atan mi lengua a la desidia 
o me hacen rea de la vergüenza y de estas cuatro paredes en las espinas del mundo.
ya no puedo rebelarme sin faltar a la modestia.
no quiero envejecer como espectro de castillo medieval o lamebotas
ni ser euforia o coito en medio de la manada dócil.
jamás asistiré al festín de la justicia
                                                      -al menos con zapatos-
¡jamás habrá JUSTICIA o toma de conciencia!
tened en cuenta que la historia es una farsa:
mina que se advierte como coágulo de pobreza
                                                  en cada gemido de las tripas.

1 comentario:

  1. Vaya que explotas, amiga. Me resulta con algo de nihilismo hietórico —digo yo—. Es que existen días en que no creemos en nada. Es de tantos...y de tanto el blablabla!

    Beso

    ResponderEliminar