AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

lunes, 29 de junio de 2015

PUBLICACIÓN EN LAS REVISTAS LITERARIAS "LA LUNA QUE" Y "EPANIPLOSIS"

MARLENE DENIS, “NAVEGA MARTÍ EN MI SANGRE DE ISLA”, por Ricardo Rubio

Marlene Denis: el compromiso con la palabra escrita

Marlene Denis
Marlene Denis, escritora hispano-cubana. Profesora de letras y correctora de estilo, llega a la literatura siendo adolescente cuando obtiene su primer premio en un concurso de poesía, a la edad de 14 años. Creó y presidió los talleres literarios del municipio Cerro, en La Habana durante veinte años. Fundó el Taller Literario Provincial de La Habana y asesoró el infantil-juvenil “Ismaelillo” dentro de la propia localidad. Fue miembro de la Brigada “Hermanos Saíz” de Escritores y Artistas de Cuba con más de una treintena de premios en diversos certámenes literarios, tanto dentro como fuera de la isla. Impartió conferencias sobre Poesía Contemporánea de Cuba en la Universidad de Parma en el año 1996. Fundó y condujo la Tertulia Literaria “El Rincón de la Salamandra”, en Manresa, Barcelona, entre los años 2010-2013. Fue coordinadora del II y III Festival Internacional de Poesía “Grito de Mujer” en Manresa y Sant Vicenç de Castellet, en Barcelona. En 2014 participó como Académica en el XVIII Festival Internacional de Poesía de Curtea de Arges, en Rumanía. Parte de su obra se encuentra recogida en diversas antologías de Cuba, América Latina, Estados Unidos, Austria, Rumanía y España. Es miembro de la Unión Nacional de Escritores de España, y pertenece a otras entidades como la Asociación Mundial de Escritores, el Movimiento Poetas del Mundo y Mujeres Poetas Internacional. Ha publicado diversas obras, entre las que destacan: “Donde termina la distancia I”, Ed. Extramuros, Cuba, 1988; “Donde termina la distancia II”, Online Studio Productions, Panamá, 2011; “Mi bella isla” (relatos), Online Studio Productions, Panamá, 2011; “Al filo de la fe” (co-edición) Ed. Casa Eolo, España, 2011; “Más allá de la palabra”, Ed. Pasión por los libros, España, 2011; “Bajo el cielo del exilio”, Ed. Seleer, España, 2012; y “A pesar de la sequía”, Ed. Art Gerüst, 2013. Además, se encuentra en proceso editorial su poemario “El ciruelo de Salamandra”.
(Tomado de Unión Nacional de Escritores de España – http://www.unionescritores.com/2015/03/marlene-denis-el-compromiso-con-la.html)
.
  Marlene Denis: “Navega Martí en mi sangre de isla”
Acerca de su libro “A pesar de la sequía”
A pesar de la sequía, de Marlene Denis
A pesar de la sequía, de Marlene Denis
.
Con altos niveles de significación, Marlene Denis goza de la buena salud poética: precisión verbal, inventiva, justeza. Su tono es distendido, desenfadado y ameno, posee la tranquilidad que otorgan la rectitud del lenguaje y el dominio de la traducción sensitiva-objetiva desde la psiquis al papel, y que son capaces de producir el regocijo estético en el ocasional lector o escucha. Sus destellos de sentido se manifiestan a través de una forma semántica en extremo concreta y sin fisuras.
.
“He querido ser sincera
con cuanto el poema labra,
pero está el abracadabra
de mi semilla extranjera.”
.
En el intimismo de algunos de sus poemas encontramos giros agudos y de penetración filosófica, también de la cruda lucha por la ubicuidad, de la grave noticia; pero cierta firmeza de espíritu nos revela una autora indeleble, sincera —aunque prudente, y no por eso menos intensa—, a la hora de arrojarse al ruedo de lo que un verdadero libro de poesías significa, que es revelarse, mostrarse hasta los huesos, “vaciar el costal”; no por ello sacrifica la ética escritural. Su poesía es un canto que a veces evoca a través de la copla:
.
“Quisiera ser al anverso
de la tierra y de la mar.
A veces quisiera estar
entre la tinta y el verso.”
.
Marian Raméntol Serratosa - Cesc Fortuny i Fabre - Marlene Denis
Como a todos “a veces un bolero se mete en mi rabia”; como a todos “a veces el aire aspira a convertirse en diáspora”.
“Ya sé que cuesta/ sentarnos a la mesa de los necios,/ dialogar con el fraude…”
Sus grandes preocupaciones: la relación entre tiempo y realidad, entre distancia y presencia, entre pasado y consuelo, la conduce por caminos de luminosa catarsis —metáfora de una luz posible en las caídas—, pero valoriza la memoria más allá de su dramática visión; a esa oscuridad de la psique impedida para todos, opone sus recuerdos y la noción concreta de una realidad inamovible, lacónica y fascinante.
.
“A veces es bueno saborear
las velocidad del tiempo,
saber que olemos a mundo
entre teas y escayolas…”
.
La lectura de A pesar de la sequía no nos dejará indiferentes.
Ante la firmeza de su palabra no podemos evitar la sensación de la plenitud poética.
                                                                               Ricardo RubioRicardo Rubio
.
.
.
—————
De “A pesar de la sequía”
.
OMNIPRESENCIA
.
Puedo ser la Niña de Guatemala,
muertecita de amor a la sombra,
el esqueleto del cóndor
y la apariencia salvaje del océano
que nos retorna a la arena.
A veces consigo ser
máscara y vicio
a contracorriente de la multitud
a la risueña mariposa
que dejaste volar hacia la nube
con su ternura a cuestas.
Soy todo cuanto niego
en los confines de la eternidad.
.
.
VIII (del opúsculo “Cabalga Lorca por mis ojos de tierra”)
.
En sintonía con las galaxias
yazgo de pie
sobre el espejismo
—como fantasma—
a mitad de la madrugada sin lucero.
Universo, lo iluminas todo,
incluso
esta quietud en su caracol
de metáfora y espinas
cuando el amasijo de huesos y lombrices
—cual lado prodigioso—
prolonga mi hábitat salvaje.
.
.
I (del opúsculo “Elegidos”)
.
Para no olvidarme de mí
he vuelto mientras escucho la luz
y su forma de languidecer
tras las cortinas.
Creí haber perdido el rastro
en el equilibrio de las aves
entre mendrugos de abandono
que confiaron mi ausencia
al acoso fornicador
en la sangre de la memoria.

https://lalunaque.wordpress.com/2015/06/28/marlene-denis-navega-marti-en-mi-sangre-de-isla-por-ricardo-rubio/
https://epanadiplosis.wordpress.com/2015/06/28/849/

2 comentarios:

  1. Qué bien, amiga. Merecidas palabras a tu exquisita poética.

    Mis parabienes + abrazos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, querido Pichy.
    Abrazos.

    ResponderEliminar