AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

martes, 8 de noviembre de 2016

CONTRA EL ORDEN CLERICAL


  Ya hicimos historia. Me vindican tus brazos... Luna de miel en Florencia. Robar un beso a la calle en el largo trayecto hacia el sueño… Magia es tu lengua infinita. Sagrada Escritura que me atrevo a proferir… El telescopio se mancilla en sus cascadas. Absorbe el Caos y lo absuelve… Proyecto de papel cuarto menguante. Temblor de tierra -dicen que es terremoto pero es Dios-. La cólera. La sangre del silencio. Mi destino... No acepto protección de los arcángeles. Desaparece la luna, el alfabeto, la falsa crueldad. No oculto el rostro en mi desgarramiento… Penitencia: Padrenuestro, Avemaría y Gloria… Debo meter el epitafio en el bolsillo. ¿Quién pone la daga sobre el verso? ¿Quién me presta a Rocinante? Alguien lanza girasoles. Agita mis pañuelos. No llora… ¿Desde qué brújula me envían el veneno? La tierra es la esfera a punto de estallar en mi cabeza… No quiero ser la virgen… ¡Aleluya! ¡Al carajo! ¿Quién confunde a esta puta intelectual?

MDenis©Desnudo del Fénix 1997

6 comentarios:

  1. Gracias, amigo. Como habrás visto es un texto muy viejo... Aún estaba en Cuba.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, ya eras una poeta de alto vuelo. La relectura me hace aun mejor poema. Cuánto te admiro!

      Abrazos

      Eliminar
    2. Gracias, querido Pichy. La admiración es mutua.
      Besos

      Eliminar
  2. Escepcional, amiga. Ha sido un placer leerte. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar