AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

martes, 14 de febrero de 2017

¡FELIZ DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD!


Un adelanto:


poema XXIV

No me llames reina
cuando soy la salamandra
en el recinto del laurel.
Observa los nudos
que comprimen mi garganta
y saborea el estertor del teclado
que difama tus besos.
¡No me llames reina!
¡No me llames reina!
Soy una toxina llamada insensatez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario