AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

viernes, 28 de abril de 2017

e-mail recibido sobre MANUSCRITO HALLADO ENTRE MOLINOS DE VIENTO y que de corazón agradezco...


Los manuscritos de Marlene…
Recibidos
x
https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/profile_mask2.png
marco tulio del arca
1:40 (hace 5 horas)
https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
para mí
https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif


Hermana, llegó tu esperado libro. Es emocionante. Muy buen trabajo, tiene la fuerza, lo vital y la razón lingüística que adorna la península de la palabra, gran lucidez, dominio y aplomo verbal. Un lenguaje signado por la configuración del mundo interior que estructura versos llenos de ética y estética, disciplina y responsabilidad. Hay un justo y preciso manejo de las frases que adornan cada inspiración y las torna  un digno universo del pensamiento. Es una obra  enmarcada en la autenticidad y el valor que caracteriza la hermosa elaboración del poema, esa pieza puntual que se introduce en la versatilidad del tiempo reinante en la campiña de España y frente  a los molinos de viento  que el viejo caballero confundió con  retadores gigantes. Un sentido de la búsqueda constante y firme, una vertical esencia que se va haciendo equilibrio en cada letra inmersa en su pasión poética y en los claros horizontes de su afán por hacer a su manera esa ruta que se abre en el orto de cada testimonio donde los contenidos se vuelven un camino libre de mustios sueños, de inútiles ataduras y de puntos adversos al panorama literario. En los desbordes de la luz pueden observarse los toques de la delicadeza orientados a la sencillez y al encanto de esa cierta dosis de inocencia que muchas veces le da color, musicalidad y esmero al texto, esto le permite desglosar una calificación poética muy convincente y representativa. Sin duda un poemario con hondo significado. Es la elocuencia de la lanza en ristre del ayer a la par de la modernidad de los espejos en las esquinas del presente y del futuro. Poesía para refrescarnos. Poesía para pensar. Poesía para analizar y recordar. Poesía para razonar, actuar y visualizar. Un canto a la espesura de la creación, un pañuelo limpio envuelto en la dignidad y la sensibilidad, solo posible en el talento de un buen elaborador de bellas y atractivas elaboraciones. Más madura, así tenía que ser, la poeta traza las ideas con delicadeza, respeto y pureza, es en síntesis un poeta, no una poeta. Los manuscritos de Marlene están marcados con la tinta de su interior, de su  vida inserta en la nobleza de una luna sentada en la mirada de una noche hecha de paz, solidaridad y esperanza... Una obra cautivadora, precisa y esencial. Poesía con alas de mar. Rocinante de trotar seguro, poesía de grito vital, a veces de olor social y de oxigenación amorosa. En síntesis: poesía y poeta de verdad. Lo digo y lo afirmo. Estoy feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario