AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

lunes, 15 de febrero de 2010

EL OLOR RANCIO DE LA MEMORIA

RETORNO A MÍ MISMA

por fin
decido recoger los escombros de mi vida
sin saber qué hacer con tanto zapato
                        roído en su extranjera amargura
sin saber qué hacer
con tanto amor al hombro
                y tanto miedo al invierno.
por fin
decido besar al porvenir
                   (sea cual sea el designio)
con un contundente adiós al pasado.



CALEIDOSCOPIO EN MENGUANTES ECLIPSADOS

bajo esta claridad en letargo
puedo fingir la alegría
                   del poeta anónimo
                                        discordante.
puedo negar el dolor
                   que tropieza con los años
para empezar la ardua labor de la ternura.
bajo esta fría mañana
descubro una flor
                que se niega a envejecer.


UN PADRENUESTRO (DE VEZ EN CUANDO) PARA SENTIRTE MEJOR

algún día
llevarás flores a la tumba de tus héroes
y no estaré.
échale pedacitos de hambre a la memoria
rayos de luna
         a los poemas condenados
algún padrenuestro arrepentido.
ya no tengo más suerte que arruinar
mis escollos se mezclan con la sangre
                                           de la ausencia.

2 comentarios: