AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 17 de noviembre de 2011

SIEMPRE NUNCA


No pude quitarme el caos de la cabeza
con esta almohada sobre la boca.
No me oyen:
¡son fantasmas!
La pupila ha de llevarme a la perdición.
El reloj se detiene.
¿Quién encenderá una rosa en mis labios?
Hoy cantan los ángeles
pero falta la música.
La cábala muestra mi agonía
de espalda a las estrellas.
Nunca rasgué las cuerdas para mi cuello
me dejé colgar de unos ojos alucinados.
Yo era el fósil
la misma luz irreverente…
Marca secreta es nuestra sangre.
¡Ojalá que el alba bese mi abanico!
Un calor en nupcias y mortal
está a punto de descubrirme
en la celda del látigo y el sueño.
¿Quién abrirá los caminos ahora
que tanta vastedad quema los dedos?
¡Ojalá que el deseo se impregne
de eclipse lunar!
Nadie entra por el techo para revolver la nostalgia.
Cualquier cosa puede ser
las cuatro esquinas del mundo.
Voy a colocar ofrendas
por si queda algo de humedad.
¿Quién edita mi poema a la demencia
a la fatiga que produce revolcarme en el exilio?
Una bestia reclama brida entre mis piernas.
¡No es Rocinante!
Mis cúmulos se amotinan en la ojera
y la vida
salta limpia en mis ovarios.
¡Aleluya!
Puedo enfermar de suicidio
pero las palabras no bastan
para morir de pie frente a la ausencia.
¡Que nadie vomite mi esqueleto!
¡Que sólo escupa una paloma
portadora del mensaje!
Todos los caminos no conducen a la libertad.
No hay antídoto para la tristeza.
¿Qué remedio puede existir
cuando escribo epitafios o mato el tiempo
entre las garras de una sombra?

2 comentarios:

  1. sigo creyendo en la desnudez que asumes para escribir tus poemas...oigo la voz con el mismo aliento, pero la otra experiencia, la nostalgia sumada a esa impotencia de tener que aceptar la lejania...de tener que consebir la inlibertad del recuerdo del pais que te necesita.

    ResponderEliminar
  2. Versos con fuerza. Estos son los poemas que me gustan, mi enhorabuena, amiga.

    Besos

    ResponderEliminar