AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 23 de febrero de 2012

EPÍSTOLAS DEL HIJO (de CUARESMA EN LA HABANA)


I
                                                                       soy ése que en público nunca pudiste detectar
                                                                       y te estaba amando con su corazón de bestia…

                                                                                               Frank Abel Dopico

Padre:
El viento del sur pretende sacudir mi cabeza mientras el culpable esparce la ceniza y derrama hiel…  Cabalgaré el cielo entre la multitud de pájaros que pastan en tus vértebras y se condecoran con la sangre del prójimo.  Es importante multiplicar los instintos y agonizar día a día frente al plato de sopa insatisfecho.  Si alguien amó, que borre mis huellas y no ponga su pie entre las rosas.  Rasga mi vestidura porque siempre seré extranjero entre los ángeles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario