AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 14 de junio de 2012

ESTRELLAS APAGADAS


Tus ojos son las aguas dóciles y perennes del primer día de La Creación, la gestación del verso para el insaciable apetito de la penitencia, música y nostalgia que invaden la intemperie de los soles…  Soy la humanidad oculta en tus labios, templo para enarbolar la cruz desde el vientre donde conquistamos el mundo… Yo tenía tu desnudez como mi rabia.  Soy el pájaro y no pude someterme a tu belleza… Y la noche, esta, la más cruel mientras clavas en mi hombro tu estandarte… Es el amor… ¿Cómo remediar el sangramiento de los poetas cruciales?  Mi cárcel es una nube pero te envío un ramo de espinelas en el beso para que me devuelvas sal y más abismo… Has venido con el viento para sembrar tu piel en mi garganta… ¿Qué más da?  Siempre has permanecido entre mis manos y es imposible regresarte a las estrellas.

Del libro "DE QUIMERA A QUIMERA"  
(A dos manos con el poeta Jorge Cristóbal Corcho)
LA HABANA, 1996-97

No hay comentarios:

Publicar un comentario