AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

domingo, 17 de noviembre de 2013

De: AQUELLOS DÍAS 2

QUIZÁS MAÑANA
                                                           a T.  F.

Alguien canta “dame la mano y danzaremos”
y pienso en mi destierro
cuando aspiro a mejor suicidio en las orquídeas.
Tengo un asno danzarín en mi bitácora
para aumentar la dosis de lujuria
             aunque me rompa en los espejos.

Ya me desbordo en la mordida
sin conquistar nuevas palabras:
                                             DERECHO DE AUTOR SUJETO CON ALFILERES

La bella época sufre síndrome episcopal
                                                             -llega Juan Pablo-
Alguien canta.
Me salva de la tribulación
de arrancarme las manos
y sembrarlas en alguna plaza
                              de orgasmos y metamorfosis.
Estoy amando al ciento por ciento
pero no tengo lugar
                  -ni un pedacito-
                                     para poner tanta locura.
La confusión redobla sus campanas
                   mientras alisto las maletas.

                                                           ¡Que alguien siga cantando!
                                                           ¡Que no espere por mí!
                                                           ¡Que avance
                                                                        aunque la distancia se vista de nieve!


Ya ha puesto una estrella en mis labios.

                                                                                                                                                                        1998

1 comentario: