AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 30 de enero de 2014

EL LÍDER

  El hombre de la barba buscó la piedra mayor. Sobre ella erigió su templo… Decidido y frenético, llamó a la audiencia y exhortó a encontrar los árboles más robustos.
  Allí estaban todos. Hombres y árboles fundidos a la altura de la gran piedra.
  El hombre enarbolaba su dedo índice. Gritó y luego contempló su obra. Colgaba íntegra de la cuerda que él mismo levantó con sus manos.

                                                                                       (RETRATOS, 1996)

2 comentarios: