AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

sábado, 11 de enero de 2014

VÉRTIGO A LO CUBANO


        No logro precisar la charla que Virgilio mantuvo durante tres horas consecutivas en la sobremesa de una comilona ofrecida a los laureados del premio literario "Abdala". Solo recuerdo que todo giraba en torno a su tortuoso pasado “Patria o Muerte” y a mí. Nunca supe de dónde coño me conocía, pero me definió como “puta intelectual que sabe escuchar” y, por tanto, me vi atada a la silla de manera inexcusable. Lo único que tuve claro es que los cigarrillos de contrabando fueron devorados como postre y que los eructos de su borrachera hacían danzar a la gran araña encendida sobre nuestras cabezas. Para calmar mi angustia, comenzó a sobarme el muslo y mi vagina temió un final escandaloso en presencia del camarero que ansiaba echar el cierre al local. Sin pensarlo, eché a correr escaleras abajo hasta llegar, justo, donde estaba aparcada mi bici. Al darme la vuelta, contemplé su cuerpo que, estampado en el pavimento, continuaba su cháchara entre sesos, meados y mierda. Después... prefiero no rememorar la historia.

1 comentario:

  1. BASADO EN UN HECHO REAL.
    Virgilio Perera, premio de ensayo
    Mariela Denis (nombre que me atribuyó la prensa castrista), premio poesía
    30 de abril de 1994

    ResponderEliminar