AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

martes, 8 de abril de 2014

VIVIR ES UNA MÁSCARA

mi voz no reclama los espejos.
en el más allá no existen menguantes:
solo sombras
                    sin mapamundi.
es difícil ser doncella
o gato
o lámpara.
quedó sepultada tu oración
                   en los senos de la noche.
agítala en mi lengua
porque ahora 
                         y solo ahora
no llevo rabia entre los dedos.

2 comentarios:

  1. Un estupendo poema, amiga. Es de mucho merecer, el nivel que mantiene tu poética. Te felicito.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, querido Pichy. Algún día nos pondremos a tertuliar, como viejos amigos, frente al faro del Morro.

    ResponderEliminar