AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

martes, 22 de julio de 2014

DESAHUCIO

El día del olvido es hoy o nunca
en la oquedad de la resignación
y en la piel del cordero.
Es cuchillo ante las estaciones del amor y del odio.
No sé si alguien vendrá a morir
junto a los trazos de agua bendita expuestos en mi útero.
No quiero secarme entre gerundios y soledad
cuando alguien subaste cometas en una esquina del mundo
cerca de mis ojos.
Los excluidos siempre estaremos indefensos frente al tálamo del ansia.
¡Carne, oh, bendita!
¿En cuál tablero serviremos el morbo?


1 comentario:

  1. La noche

    Es de noche.
    me acuesto
    me quedo quieto
    escuchar a Dios ...
    Mis manos están cerca
    y calienta mi alma
    así que gracias a
    el don de la vida

    ResponderEliminar