AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

jueves, 23 de octubre de 2014

DÉCIMAS

EMIGRANTE

I
Traigo décima cubana
en el lomo de mi verso.
Dejo atrás al mundo adverso
que me hundió una vil mañana.
A la tierra catalana
donde ignoro las banderas
llegan mis rimas obreras
de añoradas profecías:
todas las patrias son mías.
¡Jamás han de ser quimeras!


II
No son quimeras las flores
ni la risa de la hiena
ni el trigo, savia o la escena
de un canto entre dos amores.
En medio de los albores
trina el pájaro menudo
su cantar choca desnudo
en soledad infinita:
la xenofobia maldita
vierte hiel y aprieta el nudo.

                                                                             
III
Desata el nudo, mi hermano,
del amor en esta tierra.
He bajado de la sierra
con el dolor en la mano
y da igual si fue en el llano
o en la cumbre de una estrella.
La humanidad siempre es bella
al besar el horizonte.
Te he regalado el sinsonte:
formo parte de tu huella.
                                                    

IV
La misma huella emigrante
de la tierra solitaria,
no ha de ser parlamentaria
ante el paso del gigante.
Nunca serás ignorante
si ella rechaza el acero
porque siempre es un lucero
el que atraviesa trincheras.
Convivamos sin fronteras:
el lenguaje más certero.

1 comentario:

  1. Qué bien, amiga. Qué clase de poetisa eres, de verdad.
    Siempre es un placer leerte.

    Besos

    ResponderEliminar