AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

miércoles, 13 de mayo de 2015

CADA DÍA ES UN DÍA EBRIO QUE SE NOS CAE DE LOS OJOS

El tedio cuenta los días que zozobran en el calendario
mientras repleta mi alforja de orfandad.
Aun así expando los bronces de la voz mutante
entre ojos que acorralan la noche
en la mendicidad de estas murallas
                           junto al aullido del hambriento.
No debo consentir que aten mis palabras al olvido
ni ingerir con cicuta la píldora de la esperanza.
¡No vendrán días mejores!
La diáspora se consigna en arrebatos
a ultranza de los sueños que semejan arco iris mustios.
¡Jamás volverán esos días!
-Solo audacias sin sentido
y ruedas de prensa gastadas en la luna
                                       que han de servir en mi plato-.
Simplemente volverá el mañana
con la rutina de arañar la tierra
o reinventar nupcias entre poema y orgasmo
aunque lancen a mi corazón toneladas de escombro.

2 comentarios: