AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

sábado, 29 de agosto de 2015

PASADIZO 61

Acabo de atravesar sesenta barreras.
Sesenta estocadas atravesaron mi pecho
lo cual significa que soy una persona mayor
una persona y su hojarasca
una persona cubierta de pétalos de acero.
Acabo de atravesar todos los mares
todos los cúmulos irreversibles de la conciencia
todas las luciérnagas envenenadas
que nunca me robaron el sueño.
Acabo de mirarme en un espejo de calendas verticales
y reciclo sus páginas en mieles de alabastro
donde alguna vez gimoteó la desidia.
Acabo de ondear en las banderas simuladoras de esperanza
y retorno al anfibio de mi pubertad indivisible
mientras alguna nana parlotea en los altares
y mi útero revienta entre papeles.
Acabo de ser yo…


2 comentarios:

  1. Qué decirte, amiga, más allá de que me resulta estupendo. Talento + oficio, te posibilitan poetizar lo vivencial, la experiencia...todo! Te felicito!

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, querido Pichy.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar