AQUÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

miércoles, 8 de febrero de 2012

XXIII


he bajado a la melladura
libérame de la ciudad rota
                     a la grupa de tu mano.
yo no cumplo el mandamiento de inmolarme
y debes salvarme de la mezquina apariencia.
he padecido los abortos a la orilla del mundo
y dejé caer las mañanas
                            en que el tiempo dolía.
hoy
ajusto un destello de amor propio.
soy la pared
       el espantapájaros
       el miocardio dormido dentro de una botella
                                                             de costumbres.

3 comentarios:

  1. hoy
    ajusto un destello de amor propio

    ¡Felcitaciones poeta! escribes maravillosamente.

    Mis cordiales saludos

    ResponderEliminar